• Acerca del país / About the country »
  • El clima en Asunción: No disponible
Domingo, 17 de Enero de 2021, 19:52 (22:52 GMT)

05 de Enero, 2015 | Nacionales

Reyes: Cómo escapar del regalo superficial

“No colaboremos con la idea de que los niños valen más por recibir y tener un juguete caro”, recomienda psicóloga.

Por Fátima Rodríguez
farodriguez@sd.com.py
 
Zapatos en las ventanas, agua y pasto para los camellos. La especulación del día siguiente sobre las supuestas huellas de los camellos, la carta, las interpretaciones de los reyes sobre las especificaciones del pedido. ¡Quién no recuerda la magia de los Reyes Magos de su niñez! 
 
Sin embargo, quienes buscamos una educación diferente para nuestros hijos e hijas, nos hacemos varias preguntas: ¿Hasta qué punto estamos contribuyendo al mero consumismo superficial cuando salimos a comprar en nombre de los reyes? ¿Hasta qué punto estamos dando valor a las cosas materiales cuando la celebración gira en torno a los regalos?
 
Para la psicóloga, Teresa Shaerer, regalar o no regalar depende de cada familia. “Lo importante es qué, cuánto y cómo se regala”. “Entonces podemos preguntarnos dentro de la celebración del día de los Reyes Magos, si lo consideramos o celebramos:  ¿cuál es la esencia de la celebración de los Reyes Magos?, ¿qué quiero que mis hijos aprendan de la venida de los Reyes Magos?”, explica.
 
-¿Cuál es la importancia de este preguntarse?
-Pongámonos en la piel de los reyes y pensemos, imaginémonos por qué vinieron los Reyes a ver al niño, para qué vinieron los Reyes. ¿Cómo se sintieron al saber de la existencia del niño? ¿Cómo se sintieron al ver al niño? ¿Cuáles fueron las emociones, los sentimientos, las expresiones de los rostros?. Esto sirve para revisar nuestro rol de padres como Reyes Magos.
 
También es ponerse en la piel del niño: ¿Qué vio y sintió el niño Jesús con la venida de los Reyes?, ¿qué recuerdos pudo conservar de esa visita?, ¿qué pudo ser lo que más le halagó?. Para revisar lo que realmente debería tener significado y hondura en nuestros niños,  y en nosotros mismos como niños. Todas estas preguntas pueden ayudarnos a fortalecer nuestra presencia y nuestra relación con nuestros hijos, desde el cuidado y el afecto. 
 
-¿Cómo se puede evitar caer en lo meramente superficial del regalo?
-La celebración generalmente gira mucho y hasta casi exclusivamente en torno a los regalos materiales. Los regalos que recibió el niñito tuvieron un significado simbólico, más que material: oro por ser rey, incienso por ser un dios y mirra por ser humano.  No colaboremos con la idea de que los niños valen más por recibir  y tener un juguete y por ende, cosas costosas; ni que nosotros valemos más por regalar cosas de gran valor material.  Si hacemos regalos materiales, pensemos con ellos en los regalos que podrían hacerles disfrutar y aprender. ¿Qué queremos que nuestros niños aprendan?
 
-¿Cómo deberíamos elegir el regalo entonces?
-Al pensar en el regalo a nuestros niños, pensemos de cómo vamos acompañar ese regalo, como va a sentirse nuestra presencia, nuestro lenguaje verbal y corporal. Tal vez, un mensaje escrito de amor, de paz, acompañado de un dibujo o una pintura de los Reyes, de los padres.
 
Recuperar el sentido u otorgarle un significado profundo a esta celebración, que se conecte con la ternura, el encuentro, la celebración de la vida y la presencia, depende de nosotros.
La casita es uno de los juguetes más requeridos por las niñas. Foto: F. R.
-¿Qué tipos de juguetes son los recomendables para los niños  y niñas? 
-Juegos lúdicos que desarrollen el sentido y orientación espacial. Con los juegos y juguetes podemos desarrollar el razonamiento matemático y las ciencias en general, podemos agregar disfrute y desarrollar la interacción, colaboración y cooperación, trabajo en equipo, paciencia y tolerancia, manejo de nivel de frustración. Juegos por ejemplo de armar-desarmar, bloques de construcción, rompecabezas, para ensartados y encastre para motricidad fina, libros para desarrollo de vocabulario y lenguaje, juegos de mesa, lotería, cartas, entre otros.
 
 -¿No estamos creando una dependencia o fomentando el consumismo nomás con el tema de los reyes?
-Sí, si no la unimos con una historia, con la historia de los Reyes y El Niño, y la compartimos con nuestros niños, y encontramos el verdadero significado de lo que es regalar.
 
-¿Cómo respondemos a los chicos si nos preguntan sobre la existencia o no de los reyes magos?
-Pienso que depende de la edad más que nada. Hay momentos largos de no cuestionamiento. Se interioriza la magia y la ilusión. Cuando los niños preguntan se debe responder con la verdad por el impacto en la relación desde la confianza y la honestidad. 
 
-¿Es bueno fomentar el pensamiento mágico?
-Con los libros de lectura podemos hacer viajes imaginarios, crear seres que no existen tal vez, pintarles a los animales con colores que no tienen, podemos crear lugares alternativos en nuestras mentes que sean más atractivos. No creo que nada de esto sea malo cuando también se enfocan temas desde la realidad. Se crea y se imagina, y se habla de la realidad. Acercamos la realidad a nuestros hijos desde pequeños también, y podemos comparar lo que puede ser realidad y fantasía. 
 
-¿No se corre el riesgo de una frustración?
-No. Se disfruta de lo que se vive en el momento y luego se aterriza a otro lugar. El aterrizar llega a través de las informaciones que se van recibiendo y procesando paulatinamente. La información que los padres dan es fundamental. Hablar con claridad con respuestas puntuales a lo que ellos van preguntando o necesitando. 
 
LOS PROVEEDORES DE LOS REGALOS 
 
Américo Caballero muestra parte de uno de los juguetes que hacen con su familia. Foto:F.R.
Américo Caballero y su familia trabajan en el mercado día y noche. Junto con sus dos hijos, su señora, su madre y su padre vienen al negocio a las 4 de la madrugada todos los días, pero en esta época, se quedan directamente a esperar a lor "reyes magos" que buscan a última hora los regalos: juguetes de madera. 
 
"Mi mamá vio que las niñas siempre pedían casitas de madera, entonces, un carpintero nos hace la casita, pero nosotros pintamos, todos ayudamos", cuenta. En Rodríguez de Francia casi Fernando de la Mora, es el lugar. 
Doña Tomasa Espínola, se dedica a hace y a vende juguetes de madera. Foto:FR.

Tomasa Espínola es oriunda de Concepción. Junto con sus cinco hijos trabajan en el rubro de los jueguetes y muebles para niños desde hace unos veinte años. Su marido es carpintero, hace los juguetes y Tomasa los pinta. "Esto yo los hago, hago lo que me sale", dice mientras muestra un camioncito con una inscripción de "Jesús te ama". Caballitos de madera, camiones, hamacas, silloncitos, sofá y otros muebles forman parte de la oferta para Reyes. 

Juguetes artesanales en el mercado de Asunción. Foto: F.R.

Etiquetas: niñez, Reyes, regalos

Publicidad

Si usted comenta utilizando una cuenta de Facebook, la información de su perfil (trabajo/empleador/localidad) puede ser visible en su comentario dependiendo de sus ajustes de privacidad. Si la casilla "Publicar en Facebook" ("Post to Facebook" en inglés) se encuentra seleccionada, su comentario será publicado en su perfil de Facebook en adición a Paraguay.com

Comentarios

0 comentarios

Deje aquí su comentario

Publicidad

Webs amigas

También podría interesarle:

Documentos que necesita para viajar

Leer más