Domingo, 25 de Junio de 2017, 13:46 (16:46 GMT)

06 de Diciembre, 2014 | Salud del Niño

Cuando el bebé muere en la cuna

¿Cuáles son las causas de la muerte súbita de un bebé? ¿Qué recomendaciones son los médicos a los padres? En esta nota, todas las respuestas.

Conmovido por el fallecimiento de la bebé de nuestra compatriota Claudia Galanti, creo que es una ocasión propicia para recordar los peligros que entraña el descuidar las posiciones en las que duermen nuestros pequeños niños, así como ciertas costumbres de precaución que deberíamos tener todos respecto a esta entidad que cada año se cobra más muertes absolutamente previsibles.
 
La causa del Síndrome de Muerte Súbita del Lactante se desconoce. En la actualidad, muchos médicos e investigadores creen que es ocasionado por muchos factores, entre ellos:
 
- Problemas con la capacidad del bebé para despertar. 
 
- Incapacidad del cuerpo del bebé para detectar acumulación del sueño. 
 
Las tasas del síndrome de muerte súbita del lactante han bajado en forma considerable desde que los médicos comenzaron a recomendar que se acostara a los bebés de lado o boca arriba para reducir la probabilidad del problema. Sin embargo, aún es una causa importante de muerte de bebés menores de un año. En los Estados Unidos, miles de bebés mueren por esta causa anualmente.
Foto: Ilustración/www.crecebebe.com
El Síndrome tiene más probabilidades de ocurrir entre los 2 y 4 meses de edad y afecta más a los niños que a las niñas. La mayoría de las muertes se presenta durante el invierno.
 
Los siguientes factores pueden aumentar el riesgo de muerte súbita del lactante:
 
- Dormir boca abajo. 
 
- Estar en un ambiente con humo de cigarrillo mientras están en el 
 
- Dormir en la misma cama con sus padres (dormir acompañado)
 
- Tendidos de cama blandos en las cunas.
 
- Partos múltiples (ser mellizo, trillizo, etc.).
 
- Partos prematuros.
 
- Tener un hermano o hermana que padeció del sindrome.
 
- Madres que fuman o consumen sustancias psicoactivas.
 
- Nacer de madre adolescente.
 
- Intervalos de tiempo cortos entre embarazos.
 
- Cuidado prenatal tardío o ausencia de éste.
 
- Vivir en condiciones de pobreza.
 
Aunque los estudios muestran que los bebés con los factores de riesgo antes mencionados presentan más probabilidades de resultar afectados, el impacto o importancia de cada factor aún no está bien definido ni entendido.
 
Casi todas las muertes por esta entidad se presentan sin ningún aviso ni síntoma. La muerte ocurre cuando se cree que el bebé está durmiendo.
 
La Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics) recomienda lo siguiente:
 
- Ponga siempre a un bebé a dormir boca arriba (incluso durante las útero o después de nacer)
 
- Ponga a los bebés a dormir sobre una superficie firme (como una cuna)
 
- Deje que los bebés duerman en el mismo cuarto.
 
- No acueste a un bebé a dormir boca abajo. Asimismo, un bebé se puede voltear boca abajo estando de lado, así que esta posición se debe evitar.
 
- Nunca permita que el bebé duerma en la cama con otros niños o adultos y tampoco lo acueste a dormir sobre otras superficies, como un sofá.
 
- Evite los tendidos de cama blandos. Los bebés deben estar en colchones para cunas firmes, apretados, bien ajustados y sin tendidos sueltos. Use una frazada liviana para cubrir al bebé. No utilice almohadas, cobertores ni edredones.
 
- Verifique que la temperatura ambiente no esté muy alta. La temperatura ambiente debe ser confortable para un adulto con ropas ligeras. El bebé no debe estar caliente al tacto.
 
- Ofrézcale al bebé un chupete (biberón) al irse a dormir. Los chupetes (biberones) a la hora de la siesta y a la hora de ir a dormir pueden reducir el riesgo de SMSL. Los médicos creen que los chupetes podrían permitir que las vías respiratorias se abran más o impedir que el bebé caiga en un sueño profundo. Si el bebé está lactando, es mejor esperar hasta un mes antes de ofrecerle un chupete, de manera que esto no interfiera con la lactancia. 
 
- No utilice monitores de respiración ni productos comercializados como formas de reducir el SMSL. Las investigaciones han encontrado que estos dispositivos no ayudan a prevenir este síndrome. 
 
Otras recomendaciones de los expertos en SMSL:
 
- Mantenga al bebé en un ambiente libre de humo.
 
- Las madres deben evitar el consumo de alcohol y de drogas durante y después del embarazo.
 
- Amamante a su bebé si es posible: la lactancia disminuye algunas infecciones de las vías respiratorias altas que pueden influir en la presentación de SMSL.
 
- Nunca dar miel a un bebé menor de 1 año, ya que ésta puede causar botulismo infantil en niños muy pequeños, enfermedad que puede estar asociada con el SMSL.

Etiquetas: salud, bebe, salud del niño

Publicidad

Si usted comenta utilizando una cuenta de Facebook, la información de su perfil (trabajo/empleador/localidad) puede ser visible en su comentario dependiendo de sus ajustes de privacidad. Si la casilla "Publicar en Facebook" ("Post to Facebook" en inglés) se encuentra seleccionada, su comentario será publicado en su perfil de Facebook en adición a Paraguay.com

Comentarios

0 comentarios

Deje aquí su comentario

Publicidad

Webs amigas

También podría interesarle:

La tevé que desconcentra

Leer más