• Acerca del país / About the country »
  • El clima en Asunción: No disponible
Jueves, 25 de Abril de 2019, 17:48 (20:48 GMT)

16 de Diciembre, 2014 | Nacionales

¿Por qué no regresan los paraguayos de Argentina?

Sólo 18 de los cerca de 400 beneficiarios que utilizaron el servicio de ayuda para el retorno de la Secretaría de Desarrollo de Repatriados fueron originados desde la Argentina.

Fátima Rodríguez/ farodriguez@sd.com.py
 
Rosa Ortega fue electa por segunda vez como representante político -institucional de Villa Soldati, en el marco del proceso de normalización de las villas en la ciudad de Buenos Aires, Argentina. Rosa es oriunda de Encarnación y trabaja desde  hace unos 15 años años con otras mujeres en la lucha por los derechos de las mujeres migrantes. El periódico Página 12, la bautizó como Muñeca Brava en la primera entrevista que rescató su historia, de cómo comenzó a trabajar en la política: organizándose con las mujeres del barrio para golpear a hombres que golpean a sus parejas mujeres. 
Rosa Ortega, una paraguaya líder en Villa Soldati. Foto: Facebook
Este domingo Rosa se consagró otra vez como coordinadora del barrio, un puesto a la que se accede mediante una elección convocada por un juez. Rosa había ido a la Argentina en busca de mejores condiciones de vida. Allá vive en una Villa, pero es considera clave en su barrio. 
 
En  los registros de la Secretaría de Repatriados,  los migrantes que regresan al país son mayoritariamente provenientes de España, pese a que medio millón de paraguayos viven en Argentina.  Los expertos señalan que pese a que el tipo de cambio de la moneda argentina no favorece a los trabajadores y las trabajadoras a la hora de enviar las remesas al Paraguay, Argentina sigue siendo un país de arraigo para los connacionales por diversas razones de contención económica y social. 
 
Esta contención en Argentina para un trabajador implicaría lo que llaman seguridad social: esto implica desde un seguro de desempleo, el respeto a las jornadas laborales por el alto indice de sindicalización en el área de construcción y de servicio; la cobertura médica gratuita en los servicios públicos y  las facilidades para acceder a un trabajo “en blanco”. En las escuelas públicas, los niños tienen almuerzo y para sus familias una canasta básica;  y para las madres, la asignación universal por hijos. En cualquier situación, la cobertura social es mucho mayor que lo que ofrece hoy el Estado en Paraguay para una persona o familia pobre. 
Llegada de una paraguaya desde España. Foto: Repatriados
Informe de Derechos Humanos
 
En informe de Derechos Humanos Paraguay 2014, el investigador Patricio Dobrée tambien refiere “los derechos de las personas migrantes” y señala que las trabajadoras domésticas que migran a Argentina o que consideran la posibilidad de hacerlo, “se encuentran en una situación de vulneración de derechos desde el momento previo a su partida”. 
 
“Las condiciones de discriminación en las que realizan su trabajo(en Paraguay) las exponen a riesgos que amenazan su capacidad para llevar una vida digna. Las desigualdades en materia salarial y las limitaciones para acceder a derechos sociales son factores que incrementan sus posibilidades de vivir en la pobreza o de padecer inseguridad económica. Para más, el trabajo doméstico se presenta para muchas de estas mujeres casi como la única alternativa laboral, sin que sea posible eludir esta suerte de mandato configurado a partir de estereotipos relacionados con el género y su origen social”, explica. 
 
“La precariedad laboral, sumada al elevado índice de desocupación que pesa sobre el sector, se convierte así en una causa de expulsión que contrarresta o directamente niega la posibilidad de que el proceso migratorio sea resultado de una decisión libre y voluntaria. Por el contrario, más bien se impone como una salida extrema para hacer frente a condiciones de vida difíciles y a veces hasta inaceptable”, sostiene. 
 

 

Sebastian Bruno, investigador.
Datos para entender la migración paraguaya hacia Argentina
 
Sebastián Bruno, sociólogo, investigador del Grupo de Estudios Sociales sobre Paraguay de la Universidad de Buenos Aires en Argentina ofrece algunos datos que pueden ayudar a entender mejor esta realidad:
 
-¿Cuántos paraguayos hay actualmente en Argentina?
-El Censo de población argentino, que es la principal fuente de información sobre este tema, relevó en 2010 la presencia de 550 mil migrantes paraguayos. Es importante trabajar a partir de ese número y no sobre cifras imaginarias que suelen repetirse sin sustento, escuchándose algunas voces que hablan de 1 o 3 millones de paraguayos en Argentina. Los censos de población no solo relevan a los migrantes en situación documentaria regular, sino también a quienes están en condición irregular.
 
La población migrante tiene un volumen muy significativo teniendo en cuenta la población total de Paraguay. Equivale al 8,5% de la población de Paraguay para ese año. En ese sentido, se asemeja a la cifra que se estimó para las décadas de 1960 y 1970, en pleno régimen stronista.
 
-¿El flujo migratorio sigue igual que antes?
 
-En los últimos diez años ha vuelto a tomar un impulso muy importante. Si ponemos a la migración paraguaya en perspectiva histórica, vemos un quiebre en 1947, cuando por la Guerra civil da un salto cuantitativo y cualitativo. A partir de ese hecho se cambia de un patrón temporal y fronterizo hacia otro de tipo permanente y orientado progresivamente hacia Buenos Aires.
 
La exclusión de opositores explica en gran medida a la migración de la época, cuestión que ha desarrollado en detalle Gerardo Halpern en sus investigaciones. Esa migración, combinada con una lógica de expulsión económica de mano de obra de áreas rurales, creció a un importante ritmo hasta 1974/1975, que coincide con la crisis económica y el golpe militar en Argentina (1976) y la creciente demanda de trabajadores en las represas y actividades relacionadas.
 
La década de 1980 mostró un estancamiento de la población migrante y sí se registró un crecimiento en los primeros años (1991-1994) del régimen de convertibilidad, cuando un peso argentino equivalía a un dólar. Recién hacia 2004, habiendo transcurrido la recesión y crisis de 2001, se empezó a registrar una mayor afluencia, que repercutió en las cifras censales de 2010. Hay un dato que da buena cuenta de ello, de los 550 migrantes, 210 mil llegaron entre los años 2002 y 2010.
 
Esto último es importante para destacar la vigencia del vínculo poblacional entre ambos países, que quedó opacado en buena parte de la década pasada por el fenómeno de la migración hacia España. En cuanto a los años recientes, la restricción de acceso a divisas, la recesión y la creciente inflación generan preguntas sobre su impacto en la emigración hacia Argentina. A partir de datos de la Encuesta Permanente de Hogares de Paraguay se estima que entre los años 2011 y 2013 emigraron hacia Argentina 40 mil personas; pero son indicios que deben ser corroborados con fuentes de información de Argentina. 
 
-¿Migran más mujeres que hombres? ¿Por qué?
-Al menos desde la década de 1970, las mujeres fueron mayoría. En 2010, de cada 100 migrantes, 55 eran mujeres. Si bien la llamada “feminización de las migraciones” es un fenómeno que se está dando en buena parte del mundo; en Paraguay la mujer es la gran protagonista de la emigración. A las que emigran hacia Argentina hay que sumar aquellas que se fueron a España, siendo más de 55 mil entre 2001 y 2011.
 
El porqué de la decisión de migrar siempre es complejo de abordar, ya que conviven aspectos estructurales y cuestiones que hacen a las trayectorias personales. Identificando uno de los principales patrones, vario/as colegas que trabajaron con entrevistas refieren a la percepción de falta de oportunidades laborales en Paraguay y a relaciones de género que son vistas como opresivas.
 
Lo laboral se observa también en varios indicadores del mercado de trabajo paraguayo, especialmente en las remuneraciones. Esta situación en Paraguay se combina con una constante demanda en actividades relacionadas a la limpieza en hogares particulares (servicio doméstico) y el cuidado de personas en los principales países de destino. Tanto en Argentina como en España, 6 de cada 10 paraguayas que trabajan, lo hacen en hogares particulares.
 
-¿Qué se puede decir sobre el retorno de los migrantes a Paraguay?
 
-Con la crisis en los países centrales y sus medidas restrictivas hacia la migración; combinado con el crecimiento económico en la región, se ha dado un proceso de retorno en casi toda Latinoamérica. En Paraguay ha sido visible desde los medios de comunicación el retorno proveniente de España. Menos observado, también se ha dado un retorno de paraguayos que residían en Argentina, el cual nunca se tiene la certeza que sea definitivo, habida cuenta de la dinámica de “ida y vuelta” que forma parte del proceso migratorio entre ambos países.
 
Otra vez, sin censo de población no podemos conocer en detalle las características del retorno. No obstante, la Encuesta de hogares nos da algunas pistas. De los paraguayos que retornaron de Argentina y España en los últimos cinco años el 54% eran mujeres y el 65% era menor de 35 años, predominando los adultos jóvenes de entre 25 y 34 años. En cuanto a sus condiciones de vida, los retornados no difieren del resto de la población en cuanto a pobreza o el nivel de ingreso de sus hogares. El retorno es un gran tema a investigar en profundidad.
Publicidad

Si usted comenta utilizando una cuenta de Facebook, la información de su perfil (trabajo/empleador/localidad) puede ser visible en su comentario dependiendo de sus ajustes de privacidad. Si la casilla "Publicar en Facebook" ("Post to Facebook" en inglés) se encuentra seleccionada, su comentario será publicado en su perfil de Facebook en adición a Paraguay.com

Comentarios

3 comentarios
1.
lo lindo de la democracia es poder opinar y expresar lo que uno siente o ve . pero yo en lo personal odoro mi pais me siento orgulloso de llevar la sangre guarani en las venas, pero x cuestione laborale, familiares y una buena forma de vivir no creo que vuelva a ir a quedar en paraguay , tengo 26 años ya tengo mi casa. En mi trabajo soy el manda mas jamas me an discriminado no vivo en la villa y si viviera en la villa estoy seguro que tampoco me discriminarian. No tengo nada a contra mi pais ,pero no me agrada mis paisano x el simple echo de que somo ventajero . tengo una hermana que es jefa de cocinera en un hotel muy importante ase 20 años que trabaja hay alos 13 años de antigueda renuncion y le dieron x 13 años de trabajo 5 millones de guaranies . y tuvo que agarrar esa plata de mierda xq le dijeron que si le hacia juicio iva a sacar meno plata y para el colmo que trabajo ya no iva a encontrar x hay . y lo mas feo que tuvo que conformarse con esa miceria y volver a someterse alas esclavitud de esa JENTE DE MIERDA . asi esque no me digan que paraguay es un pais de oportunida . paraguay tuvo tiene y seguira teniedo gobernante de mierda y los principales propulsores de eso gobernante inservible somo nosotros los paraguayo .porque el 60 % de las polacion paraguaya no saben sus derechos y los otros 40% lo saben pero no lo sabe defender .
2.
yo hace 15 años que vivo en esta bendita tierra de argentina, país generoso si lo es, jamas me discriminaron, acá yo tuve todo lo que mi país no me dio, pude recibirme de diseñadora cosa que en mi país no pude, porque no podía pagar los estudios, también tengo salud gratis cosa que en mi país, si no tengo plata me dejan morir, en paraguay lo que hay no es hermandad, porque tendríamos que haber luchado entre todos y sacar a los corruptos que tanto daño hace a nuestro país. si entre todos luchamos y defendemos la hermandad, muchos no tendrían que salir de nuestro querido paraguay...lo único que hacemos es ser fanáticos al pedo, que no nos sirve de nada........yo estoy muy agradecida con este país, y dolida con mi propio país, porque veo que siempre sigue siendo lo mismo
3.
El principal responsable de la migración paraguaya es el Partido Colorado con Morinigo, Tembelo y otros próceres de la miseria paraguaya.Los coloretes siempre dieron oportunidades de laburar en instituciones públicas a sus correlís, amiguetes, amantes, chongos, hurreros y otras plagas. El resto, es decir la mayoría, debía buscarse una vida digna allende las fronteras.

Deje aquí su comentario

Publicidad

Webs amigas

También podría interesarle:

Instan a pagar impuestos en lugar de donar monedas

Leer más