Jueves, 22 de Febrero de 2018, 20:47 (23:47 GMT)

03 de Diciembre, 2009 | Nacionales

Ministra prevé cambios estructurales en el sistema de salud nacional

Así lo señaló la titular de la cartera sanitaria, Esperanza Martínez, quien dijo que en 2010 se concentrará en la mejora de la atención a la población.

La ministra de Salud Pública hizo este anuncio en el Centro de Emergencias Médicas, institución que a partir de la fecha se denomina “Profesor Doctor Manuel Giagni”. Allí habló sobre los proyectos en materia de salud para el año 2010.

Martínez expresó que en principio se hará una potenciación de todos los equipos de atención de las familias.

Sostuvo que “nuestra gran ilusión es empezar a organizar las redes de atención en las regiones sanitarias que se conecten con los hospitales especializados, de modo a mejorar la atención”.
Publicidad

Si usted comenta utilizando una cuenta de Facebook, la información de su perfil (trabajo/empleador/localidad) puede ser visible en su comentario dependiendo de sus ajustes de privacidad. Si la casilla "Publicar en Facebook" ("Post to Facebook" en inglés) se encuentra seleccionada, su comentario será publicado en su perfil de Facebook en adición a Paraguay.com

Comentarios

1 comentario
1.
Doña Esperaaaanza, desde que asumió el ministerio me agraaron todos sus proyectos. Seguí atentamente todos los logros. Constate personalmente que se llevaban a cabo...pero, siempre hay un pero, en los centros cada vez se reducen más las tabletas, nop siempre hay los medicamentos que se piden; y lo que es más los profesionales no son todos eficientes, atienden desde sus asientos como si fuera que uno va a la despensa a pedir una mercadería. Hay seguramente muchos que trabajan como apóstoles y otros por el salario, eso debe ser controlado. Otra cosita los médicos de urgencia deben ser más de uno por horas a convenir, si fuera posible dos de cada uno clínico y pediatra. Los hospitales materno infantil deben tener más de una sala de parto, una programada y otra de urgencia. Hoy asistí en el de Fernando de la Mora llevé a mi hija a consultar por fiebre, allí estaba una jovencita de seis meses de mabarazo, le dijeron que se fuera a una hora x, ella espeo mucho estaba quejándose de dolor tuvimos que pedir que se la asista rápido el doctor la llamó, no sé si la atendió enseguida porque yo ya salí de allí, un doctor de paso le atendió a mi hija, ni le revisó, le hizo una receta en una orden que la escribió de cabeza, no nos pidieron nada para atender a mi hija, ni siquiera que nos registemos, y eso que preguntamos, cuando fuimos a retirar remedios no nos dieron porque no firmó el doctor, que dicho sea de paso sólo ayudó a la pobre enfermera que estaba sola porque el clínico estaba con permiso. Asi que fuimos a la atención clínica y ahí un ángel nos guió y nos hizo consultar de nuevo, número rápido sin formar cola porque yo media ciega y mi hija enferma era todo un tema. Salimos medio satisfechas, el doctor le revisó la garganta, le recetó pero el medicamento no había allí, nos pidió uno muy caro, obviamente tuvimos que comprar. Luego fuimos a retirar lo que había en farmacia. Por el tema de analisis nos dijo el que atendía que solo se descuenta a las embarazadas es decir se exonera, pedimos insistentemente por ayuda social finalmente un cincuenta por ciento de revaja, algo es algo. Ya al concretar la fecha de los análisis nos topamos con otra señora que esperaba conmigo en urgencias, allí me contó que la jovencita que estaba embarazada de seis meses perdió el bebé, murió el bebé en la panza, no pude enterarme cómo fue todo porque mi hija no se sentía bien pero lo que yo pude notar es que faltan mucho en la idoneidad los profesionales. Pueden cambiarse nombres, lugares etc pero si quienes manejan vidas no se consagran o no se les provee lo necesario para un buen trabajo, nuevamente lo único que nos quedará es la esperanza de que todo mejore algún día por el bien de todos.

Deje aquí su comentario

Publicidad

Webs amigas

También podría interesarle:

Tras horas de tensión, liberan a mujer tomada de rehén

Leer más