• Acerca del país / About the country »
  • El clima en Asunción: No disponible
Lunes, 10 de Diciembre de 2018, 08:18 (11:18 GMT)

14 de Diciembre, 2014 | Nacionales

Las memorias de la dictadura

Unos 20.000 paraguayos fueron torturados durante la dictadura del general Alfredo Stroessner, otros miles también tuvieron que huir al exilio.

El Museo de las Memorias: Dictadura y Derechos Humanos está instalado en la casa que fue la sede de la Dirección Nacional de Asuntos Técnicos del Ministerio del Interior. Institución creada por la dictadura  de Alfredo Stroessner en 1956,  para el control de la población considerada  enemigo en el marco de la Doctrina de la Seguridad Nacional.

Allí establece su despacho el Coronel Robert K. Thierry, experto enviado por el gobierno norteamericano para capacitar a fuerzas policiales y militares en técnicas de interrogatorios. Así la casa se convirtió en cárcel y contaba con cuatro espacios dedicados a la aplicación de torturas.

Fue declarado sitio histórico y bien cultural de la República, es una casa familiar más sencilla de los años 30, que luego funcionó como sala de espera de la Dirección Nacional de Asuntos Técnicos, donde la guardia permanecía en uno de los balcones, amenazantes con sus ametralladoras.

Los presos llegaban al lugar en el vehículo que popularmente era conocido como la caperucita roja y en otras oportunidades buscaban a los detenidos en vehículos sin chapa y sin ningún tipo de logo.

La habitación particular y el despacho del coronel Thierry, el funcionario norteamericano que llegó al país según los testimonios y documentos, a adiestrar a los mejores policías paraguayos para poder realizar las torturas e interrogatorios.

En la casa, existía una tina con agua, donde se aplicaba la tortura a la cual comúnmente la llamaban la pileta, pero es el ahogamiento de la persona, el acto que se practicaba en la misma.

museo de las memorias. foto: Última Hora

La jeringa, era utilizada para colocar lo que se llamaba el suero de la verdad, en alusión a encontrar la verdad a través de un medicamento. Para aplicar la droga venía al país en exclusiva un médico chileno.

Las celdas donde los prisioneros políticos iban a parar, tenía habitaciones dentro, en una de las cuales se realizaban las torturas. Hay más de 2000 casos denunciados. También había una radio, que no permitía que los vecinos escucharan los gritos de la tortura.

Todos los elementos que se encuentran en el Museo de las Memorias, fueron donados por policías y víctimas de la dictadura.

Publicidad

Si usted comenta utilizando una cuenta de Facebook, la información de su perfil (trabajo/empleador/localidad) puede ser visible en su comentario dependiendo de sus ajustes de privacidad. Si la casilla "Publicar en Facebook" ("Post to Facebook" en inglés) se encuentra seleccionada, su comentario será publicado en su perfil de Facebook en adición a Paraguay.com

Comentarios

0 comentarios

Deje aquí su comentario

Publicidad

Webs amigas

También podría interesarle:

Volver al país para emprender

Leer más