Domingo, 20 de Agosto de 2017, 18:56 (21:56 GMT)

30 de Mayo, 2017 | Nacionales

Detrás de la bata de Aníbal Filártiga

VIDEO. El director del Hospital del Trauma, Aníbal Filártiga, "se confesó" en el programa Al Pie de la Letra, dando sus opiniones y posturas ante ciertas situaciones que cruzaron su carrera profesional.

Confesó que en primer momento, un poco antes de que le ofrezcan el puesto de director de Emergencias Médicas, estaba planeando retirarse de la medicina, "escribiendo libros o jugando al golf". En el momento de que le llamó e insistió el ex ministro de Salud, Antonio Arbo, pensó que ni se le ocurría inmiscuirse en "semejante disparate". 

"Me comprometí 11 meses y ya pasaron cinco años, sólo puedo decir que me enamoré del hospital", atizó 

Satisfecho con su labor, con orgullo asegura que formó a 100 cirujanos que están siendo eminencias en el país y en el extranjero. Tuvo sus enfrentamientos con la prensa, pues cuenta que en el segundo día que asumió como director, vio a un conocido reportero nocturno haciendo notas a una paciente, semidesnuda, con más de 30 puñaladas de destornillador, ensangrentada y perdiendo el conocimiento. Desde ahí puso un punto y aparte, y prohibió la entrada de cámaras dentro del recinto.

Así también, lo trataron de "infeliz, desconsiderado, de todo" cuando retiró de la puerta y de los pasillos a los vendedores ambulantes que rondaban la zona. Su satisfacción con esta decisión se enalteció cuando supo que tras este dictamen, el 50 por ciento de las infecciones hospitalarias disminuyeron.

Habló sobre temas delicados como la eutanasia, cosa que para él no puede ser legislada porque no se puede atribuir en qué momento hay que desconectar al paciente o darle una muerte más digna. Sin embargo, hay "pactos silenciosos" donde el paciente con una mirada le dice "ya está, ovalema" en momentos agonizantes, y él sólo puede introducir un sedante para evitar que sufra de más y muchas veces sabiendo que la persona agonizante no despertará más.

Filártiga reconoce que es un hombre sensible, y muchas veces lagrimea cuando se enfrenta, gracias a su olfato, a la inminente muerte de algún paciente, y se autocensura de comunicar esto a los familiares porque no tiene pruebas médicas que certifiquen lo que acontecerá. 

"Lo que más me dolía como doctor es ver personas humildes, que traen a sus enfermos y uno sabe que en 15 días va a morir. La familia vendía su casa, terreno, gallina, chancho, se endeuda, para que después el ser querido fallezca", remató

Más detalles en el vídeo: 

Publicidad

Si usted comenta utilizando una cuenta de Facebook, la información de su perfil (trabajo/empleador/localidad) puede ser visible en su comentario dependiendo de sus ajustes de privacidad. Si la casilla "Publicar en Facebook" ("Post to Facebook" en inglés) se encuentra seleccionada, su comentario será publicado en su perfil de Facebook en adición a Paraguay.com

Comentarios

0 comentarios

Deje aquí su comentario

Publicidad

Webs amigas

También podría interesarle:

Crecida en Ñeembucú: "Mucha gente ya no tiene ni para comer"

Leer más