• Acerca del país / About the country »
  • El clima en Asunción: No disponible
Domingo, 21 de Octubre de 2018, 15:37 (18:37 GMT)

03 de Agosto, 2018 | Nacionales

Crónica sobre la situación actual de Yacyretá

En medio de la construcción de Yacyretá, hubieron varias irregularidades por parte de Argentina que culminaron en la deuda que fue reducida. Lo más grave de todo radica en Aña Cuá.

Foto: Archivo - ip.gov.py

 

Para construir la Entidad Binacional Yacyretá, se utilizaron los recursos del tesoro argentino, previo pacto entre los gobiernos de Paraguay y Argentina sobre diversos factores como la tarifa de energía, el porcentaje de uso de la energía generada y los pagos por indemnización por terreno inundado.

Materializar este proyecto duró mucho más de lo esperado, ya que Argentina, por las constantes crisis que sobrellevaba, le impedía invertir dinero para la construcción.

Es por ello, que el vecino país convirtió ese aporte para la construcción de Yacyretá en un préstamo, por lo que cobró un interés, hecho que infringía el principal trato. Es así que por años se reportaron atrasos y la deuda crecía hasta que se volvió insostenible: USD 19.000 millones, mucho más de lo que cuesta la hidroeléctrica.

Paraguay no utiliza la mitad de la energía generada, tal como está en el primer tratado, sino que cede su parte a Argentina y este país, paga una compensación. Por ende, quien consume la mayor parte de los frutos de Yacyretá es Argentina y el que debe pagar la deuda, es el que más energía obtiene.

Con el acuerdo Cartes - Macri, se acordó eliminar los intereses, que nunca debieron de existir. Este crédito se redujo a USD 4.000 millones que se pagarán en 30 años, pero queda un período de gracia de 10 años. Sin embargo, los USD 19.000 millones nunca fueron inspeccionados por la Contraloría Nacional sino que la fiscalización se limitó en auditorías de ambos países.

Paraguay está atado de manos porque no puede utilizar mayor porcentaje de la energía, ni siquiera se puede vender a otras naciones a precio de mercado, que será mucho más rentable que recibir la compensación de energía otorgada a Argentina.

Acá entra en juego Aña Cuá. Este sitio es un vertedero de agua que expulsa el elemento que genera la energía. La maquinización consiste en instalar aparatos que puedan generar más energía. Argentina está más que interesado en esta iniciativa porque a ellos les urge ese bien.

Aña Cuá ya se está realizando: Ya se licitó, ya tiene empresa constructora y solo falta su materialización, antes del tratado Cartes - Macri. Con esta carta, Paraguay tenía toda la chance de realizar negocios como utilizar energía, librarse de la compensación de Argentina para que se venda a terceros, entre otros factores en beneficio del país.

Recalcamos, Aña Cuá está en proceso de realización y el Congreso Paraguayo ya sancionó las Notas Reversales, no así el Parlamento Argentino. ¿Qué pasa si ellos rechazan? En el peor de los casos, nos quedamos con USD 19 millones de deuda ilegítima ya que conviene a Argentina por la crisis profunda que sufre; nos encargamos de la instalación de Aña Cuá y cuando funcione, gran parte de la energía que genera ese brazo, lo utilizará Argentina.

Mayores detalles, abajo:

Publicidad

Si usted comenta utilizando una cuenta de Facebook, la información de su perfil (trabajo/empleador/localidad) puede ser visible en su comentario dependiendo de sus ajustes de privacidad. Si la casilla "Publicar en Facebook" ("Post to Facebook" en inglés) se encuentra seleccionada, su comentario será publicado en su perfil de Facebook en adición a Paraguay.com

Comentarios

0 comentarios

Deje aquí su comentario

Publicidad

Webs amigas

También podría interesarle:

Narcos tenían preparado dinero para instituciones estatales

Leer más