• Acerca del país / About the country »
  • El clima en Asunción: No disponible
Lunes, 25 de Marzo de 2019, 11:52 (14:52 GMT)

17 de Abril, 2015 | Nacionales

Cinco males de Paraguay

El desarrollo de Paraguay y de sus habitantes está amenazado por varios males. Algunos de ellos tan enraizados que corroen a las instituciones del Estado perjudicando al ciudadano.

Por Luis Noguera

lnoguera@sd.com.py

Paraguay camina hacia el desarrollo, eso nadie lo duda, sin embargo el tiempo que le lleve llegar al estado de bienestar determinará el mejoramiento de la calidad de vida de sus habitantes.

Actualmente hay elementos importantes que configuran el combustible que impulsa al país hasta ese ansiado desarrollo. El gran crecimiento económico de los últimos años, los recursos naturales, su escasa deuda y la población joven son algunas de las virtudes, sin embargo hay otros males que deben ser subsanados de manera a que la senda sea mucho más auspiciosa.

Nadie puede negar que la corrupción representa uno de los males más importantes, además de la pobreza, el narcotráfico, la debilidad de las instituciones y la informalidad. Como es de suponer hay muchos otros flagelos, sin embargo en esta ocasión analizamos los mencionados. 

La corrupción:

Paraguay reconocido, tristemente, como uno de los países más corruptos de Latinoamérica. Lo que genera este flagelo es transversal a todos los otros males que serán analizados.

Sea cual sea el color de turno en el Gobierno, la corrupción se encuentra enraizada en todos los entes del Estado, desde las autoridades con mayor poder decisión hasta el último recién llegado.

Pero, como se dijo alguna vez, el tango se baila de a dos. Esto quiere decir que hay quienes propician la corrupción de las instituciones.

No hay por donde perderse, los propios paraguayos, de forma particular o representando alguna empresa o institución, son los que que buscan vulnerar al Estado de manera a sacar réditos, económicos o de poder.

La pobreza:

Más que un mal, es fruto de décadas de mala gestión de los sucesivos Gobiernos. Los recursos iban, y aún van, a parar a los bolsillos de los gobernantes de turno y sus acólitos y no para los compatriotas más necesitados.

Recientemente se supo que la pobreza extrema aumentó. Es decir que las personas con menores ingresos son más que años anteriores.

La pobreza en Paraguay no es otra cosa que una cuestión alimentaria, como le gusta decir a los economistas. Esto quiere decir que los más necesitados en Paraguay no tienen qué comer.

Se puede decir que la pobreza en Paraguay es un mal debido a que los niños y niñas que nacen bajo este estigma saben que no tienen muchas opciones de progresar. Sólo les resta viajar a la Argentina, u otro país, delinquiendo o mendigando, en muchos casos, también hay que señalar que otros trabajan dignamente. 

Pero lo mencionado no es culpa de los niños que atinan a hacer lo que está a su alcance para comer sino para los gobernantes de turno que no hicieron lo que debían, regalaron el dinero de todos para mantener el poder mediante la prebenda.

La debilidad de las instituciones:

Este punto no es otra cuestión que hechos como el robo del saldo en los celulares, abusos de bancos con el cobro de escandalosas comisiones, la posibilidad de pagar una coima y manejar ebrio, entre otras.

Las instituciones en Paraguay son débiles porque la corrupción las corroe. Los entes son ineficientes y no benefician al ciudadano, al contrario, lo denigra.

Ni hablar de cuando se trata del manejo de licitaciones, lo que implica mucho dinero. Una institución sucumbe ante una jugosa comisión de la empresa que desea brindar un servicio o proveer un producto.

Las municipalidades, bien gracias. Han de ser las instituciones que gozan de mayor impunidad, muchas de ellas no rindieron cuentas del dinero del Fonacide que recibieron y como es de esperar son fondos que ya no serán recuperados para la inversión.

El narcotráfico:

Paraguay es actualmente el mayor productor de marihuana de la región. Ese dato conjuga varios otros problemas, por ejemplo que en la política local se haya contaminado con el dinero proveniente del tráfico de drogas.

Pero no sólo es la política, también contamina a las fuerzas de seguridad, el Ministerio Público y hasta los jueces.

Hasta el momento parece que de nada sirvió que se haya mencionado el nombre de tres diputados que tendrían nexos con el narcotráfico. Siguen ocupando sus curules en la cámara baja sin muchas preocupaciones.

El problema se genera con la pobreza, la falta de oportunidades. Miles de personas acuden a realizar “trabajos” debido a que no pueden acceder a labores bien remuneradas.

El campesino, debido a que no puede competir con grandes latifundistas, apela al cultivo de la marihuana.

La informalidad:

Un estudio reciente señaló que la informalidad en el Paraguay mueve alrededor de USD 11 mil millones anualmente.

Basta con observar las calles, en zonas comerciales, calle palma, los mercados, especialmente el de San Lorenzo y el Mercado 4 de Asunción para notar el gran problema que se tiene con las personas que trabajan “en negro”.

Trabajar en la informalidad consiste en tener una actividad comercial sin tributar lo indicado por la ley.

Actualmente una de las actividades más importantes que se halla dentro de la informalidad es el contrabando. Desde el 2013 el ingreso ilegal de productos de la Argentina se convirtió en el pan de cada día.

El ingreso ilegal de los productos afecta a comercios e industrias locales, causando que paraguayos tengan que quedar sin trabajo debido a la disminución del consumo formal.

Publicidad

Si usted comenta utilizando una cuenta de Facebook, la información de su perfil (trabajo/empleador/localidad) puede ser visible en su comentario dependiendo de sus ajustes de privacidad. Si la casilla "Publicar en Facebook" ("Post to Facebook" en inglés) se encuentra seleccionada, su comentario será publicado en su perfil de Facebook en adición a Paraguay.com

Comentarios

0 comentarios

Deje aquí su comentario

Publicidad

Webs amigas

También podría interesarle:

Lo que prohíbe la nueva ley

Leer más