• Acerca del país / About the country »
  • El clima en Asunción: No disponible
Viernes, 22 de Marzo de 2019, 03:17 (06:17 GMT)

14 de Agosto, 2014 | Nacionales

Calé rompe el silencio y dispara contra "tres mosqueteros"

El senador Juan Carlos Galaverna se descargó contra quienes considera los responsables de la difusión de sus videos íntimos. Visiblemente dolido, ofreció públicas disculpas a sus familiares, amigos y a la ciudadanía.

Casi un mes después de que se desatara el escándalo público, por la divulgación de los videos eróticos de Calé -con tres señoritas-, el senador colorado rompió el silencio y habló desde el atril principal de la sala de sesiones de la Cámara Alta.

“Me callé por mi familia, que debió tragarse este trago amargo (…) Me callé por este proceso, por mis colegas, por el Congreso”, expresó el polémico legislador con voz a punto de quebrarse, visiblemente afectado por la difícil situación que le tocó pasar.

Galaverna tenía apuntado todo lo que iba a decir en su descargo, en un discurso que se extendió por casi una hora, ante la atenta mirada de sus colegas durante el espacio de oradores de la sesión ordinaria de este jueves.

“En estos días de silencio, no muy propios de mi estilo habitualmente franco y frontal, me han servido para rescatar aprendizaje que los considero importantes y que al mismo tiempo no terminan de motivar mi admiración por la forma en que funciona el mundo”, adujo.

Juan Carlos Galaverna.

“Calé no iba a pisar el palito para hacer de este episodio un motivo de crisis partidaria”, dijo al dar señales de los dardos que tiraría después contra quienes considera responsables de la difusión de sus videos íntimos y a quienes le dedicó el mote de “tres mosqueteros rectilíneos”.

Los tres mosqueteros serían Emilio “Tiky” Cubas, Óscar González Daher, Javier Zacarías Irún. Al menos estos son los nombres que propaló el senador Enrique Bacchetta, en medio del escándalo por los videos, donde se lo vio al senador manteniendo relaciones íntimas con tres jovencitas, una de ellas funcionaria del Congreso.

“He escuchado a los tres mosqueteros rectilíneos a quienes aludí (…) Están metidos hasta en las rodillas en las sucias cloacas de la conspiración, no solo contra Calé sino contra el proyecto de defiende Calé”, expresó en alusión a su apoyo al Gobierno de Horacio Cartes y a las diferencias que mantiene con Zacarías Irún, reconocido dirigente de ANR en Ciudad del Este, y su colega González Daher, de Luque.

Mencionó que los mosqueteros hablaron de “conducta rectilínea” cuando se desentendían de haber publicado los videos íntimos suyos.

“Conducta rectilínea para mantener una ciudad secuestrada por el chantaje, para acogotar a empresarios para que se pongan periódicamente con la cuota mafiosa. Conducta rectilínea para que las instituciones republicanas controlen administraciones públicas, a cargo de familiares directos por no decir a cargo del rectilíneo de marras. Conducta rectilínea para traicionar la causa colorada en las elecciones de 2008”, disparó en aparente alusión a Zacarías.

“Otros de los mosqueteros también habló aquí de conducta rectilínea, para ser el usurero más miserable; para andar despojándoles de sus casas a humildes ciudadanos por décadas luego extorsión prestamista”, refirió sobre su adversario actual, González Daher.

Y los acusó directamente, sin dejar de destacar que la filtración de los videos se perpetró un día antes de que el presidente suscribiera -el 14 de julio último- el decreto por el cual se promulgaba la donación de 1 millón de dólares de Abrazo Republicano, destinado para los inundados.

“Les revienta cualquier gesto de humanismo y solidaridad”, expresó en relación a los anteriores mencionados.

Dardos contra Vierci

Calé expresó que, si recurrió a la instancia judicial para pedir un amparo, fue después de ver que el “video de marras se difundía en un canal de televisión a las seis de la tarde, ni qué decir en el noticiero de las 20 horas”, aseguró.

Y fue entonces cuando eligió una analogía boxística para tirarse contra los medios de comunicación, principalmente contra los medios del empresario Antonio J. Vierci.

“No corresponde peleas entre pesos pesados y pesos plumas. Hay dos formas de boxear, una es leal (…) y tenemos a aquellos boxeadores amañados acostumbrados a pegar bajo del cinto, a ubicar cabezazos y patadas (…) Voy a hablar del boxeador sucio y amañado, porque confunde una situación (…) Yo no me preocupo por la caminata que hace Vierci, bajo la sombra de los árboles del Seminario Metropolitano, que al parecer no le han transmitido un poco de humanidad”, expresó.

Según Galaverna, los medios del citado empresario fueron los que “más atacaron y los que más atizaron el caso”.

“Sus medios fueron los que más insistieron en la minoridad de una de las protagonistas del video (…) Si una de las personas era menor, como miente Vierci, sería responsable por la difusión del video y eso sí es un crimen y merece la pena carcelaria”, atacó.

El senador, además, aseguró tener “versiones confiables” de que, luego de todo lo relatado, “se reúne con una participante del video y le propone actuar como estrella en un programa de show bailable de uno de sus canales”.

“Esta es una oda lírica a la hipocresía del viercismo eterno. Los noticieros de Telefuturo afilan las mejores uñas de la moralidad paraguaya para rasgar las vestiduras del escándalo. Y sin sonrojo, al mismo tiempo, el canal busca colocar a una protagonista de tan bochornoso y repulsivo acto, como la estrella de su programa de mayor rating (…) Si esto no es hacer negocio con el oportunismo que a muchas personas les provoca dolor y pesar a consecuencia de su publicación, de qué estamos hablando”, descargó. 

Perdón y disculpas

Galaverna dio a entender que el “cuchillo en la espalda” que recibió fuera literal y no en el sentido figurado de la palabra. Esto en referencia a que, para él, fue un directo “disparo al alma” de sus seres queridos.

“El daño que provocó en mi familia, en mis amigos y en los ciudadanos. Pido pública disculpas en el territorio de responsabilidad que es de mi competencia; al tiempo en que persisto en la condena en la que hubiera preferido me instalen ese cuchillo de reptil en el único lugar, en mi espalda”, expuso.

Tachó de peajeros y zombis muertos vivos de la política a sus adversarios políticos que, según él, están detrás de la difusión de los videos.

“Lo que no existe es un chaleco antibala que se dirigen al alma, supieron disparar el alma de mis seres queridos, en un gesto que sabré recordar, así como recordarán las futuras generaciones”, expresó al recalcar: “A mis seres más queridos, les pido lo que ya le pedí a Dios: perdón”.

Publicidad

Si usted comenta utilizando una cuenta de Facebook, la información de su perfil (trabajo/empleador/localidad) puede ser visible en su comentario dependiendo de sus ajustes de privacidad. Si la casilla "Publicar en Facebook" ("Post to Facebook" en inglés) se encuentra seleccionada, su comentario será publicado en su perfil de Facebook en adición a Paraguay.com

Comentarios

0 comentarios

Deje aquí su comentario

Publicidad

Webs amigas

También podría interesarle:

Investigan millonario perjuicio en vacunas del Estado

Leer más