Viernes, 31 de Octubre de 2014, 17:35 (20:35 GMT)

23 de Junio, 2012 | Fotonoticias

Paraguay: Las horas decisivas del juicio político

Movilización ciudadana, juicio político y nuevo presidente. Así se resume las poco más de 24 horas que duró el proceso de juicio político iniciado por el Congreso a Fernando Lugo. Véalo en estas imágenes.

Fotos: Víctor Gayoso

 

La Policía se organiza la noche del jueves 21 para resguardar la seguridad en el microcentro de Asunción.

 

Para acceder a la Plaza de Armas había que identificarse. La idea era evitar infiltrados.

 

El reclamo de la gente se proyectaba en los pasacalles que fueron desplegados en el lugar.

 

La música también se hizo presente en la noche del jueves, cuando todavía era una fiesta.

 

Hubo tiempo para el jolgorio, mientras se aguardaba la convocatoria de más manifestantes.

 

Todos querían aportar lo suyo para que la fiesta no cese.

 

Los reclamos no dejaban de llegar, desde todos los sectores, sin distinción de sexo o color.

 

Gente de todas las edades se acercó hasta la plaza a hacerse sentir.

 

En los rostros de los presentes, la esperanza estaba presente.

 

El típico e infaltable pororó, siempre presente en los eventos masivos de nuestro país.

 

Hermosa postal con el Centro Cultural de la República El Cabildo de fondo, con el lema "Unidos defenderemos el cambio", de una de las tantas banderas de los movimientos, desplegadas en la plaza.

 

Las candelas eran el ínfimo aporte para que el Senado que debatía el juicio político a Lugo se ilumine y recapacite.

 

Los manifestantes ganaban la plaza, ya centenares de personas llevaban su voz.

 

Los rostros también eran envase de la enseña guaraní.

 

La presencia del arte siempre es necesaria en momentos que la Patria requiere de sensatez y valentía.

 

Para reponer energías, nada mejor que hacer una pausa y dedicar minutos a la delicada ceremonia de la alimentación.

 

La solidaridad marcó el inicio de las manifestaciones.

 

Las ollas populares también serían la nota distintiva para el viernes, cuando se esperaba que miles de personas acudieran a las plazas del Congreso.

 

La madrugada se hacía corta en el centro de Asunción, a la espera de una jornada decisiva. El sueño reparador no se hizo esperar.

 

Un brasero típico, alumbra en la fresca noche asuncena, y el vapor de la pava anticipa un reconfortante mate.

 

Un mate caliente inyecta las primeras energías al cuerpo.

 

El alba asomaba en el horizonte de la ciudad de Asunción. Ya era viernes, el día que el país definía su futuro inmediato.

 

Miles de manifestantes llegaban desde los cuatro puntos cardinales del país.

 

Los primeros discursos acompañaron las primeras horas del viernes.

 

El Congreso en segundo plano, la ciudadanía movilizada, una de las protagonistas del día.

 

Cánticos de apoyo y de repudio se sucedieron durante el viernes del juicio político. También hubo tiempo de orar al Altísimo.

 

Humildes vendedores del Mercado 4 llevaron su apoyo al entonces presidente de la República.

 

Contingente campesino llega hasta la Plaza de Armas. Se calcula que unas 10 mil personas estuvieron en los alrededores del Congreso.

 

Algunos aprovecharon la fuente de la Plaza del Cabildo para echar una siestita.

 

La sesión del Senado y todo lo que sucedía en el país era retransmitido a través de las emisoras radiales y televisivas.

 

Pulseras que se entragaban durante la movilización. El mensaje era claro, el repudio a los legisladores.

 

En la azotea del viejo Cabildo de Asunción estaban apostados fuerzas de seguridad para observar desde allí el buen desarrollo de la movilización.

 

Los cascos azules tuvieron una jornada relativamente tranquila, aunque hubo algunos disturbios y conatos de violencia luego.

 

Distintas generaciones componían el grueso de los movilizados.

 

Algunos ataques contra el por entonces Jefe de Estado fueron tomados con sorna por la protesta.

 

Los excesos de los agentes del orden se hicieron sentir en la espalda de este joven.

 

Todo lo que sucedía en las plazas del Congreso era seguido por televisión, a unas pocas cuadras, por decenas de personas.

 

Tras la destitución de Lugo, mucha gente no pudo evitar la conmoción y las lágrimas.

 

La plaza despejada parcialmente tras la actuación de la Policía.

 

Hubo desbordes en la Plaza luego de conocerse el veredicto del Senado, que declaró culpable a Lugo, pero los mismos no pasaron a una instancia más violenta.

 

La leyenda del cartel es una clara señal del descontento hacia la gestión del Congreso.

 

Los dos días más tensos de la República en los últimos 12 años acabaron con esta estampa: Federico Franco recibiendo el bastón de mando.

Si usted comenta utilizando una cuenta de Facebook, la información de su perfil (trabajo/empleador/localidad) puede ser visible en su comentario dependiendo de sus ajustes de privacidad. Si la casilla "Publicar en Facebook" ("Post to Facebook" en inglés) se encuentra seleccionada, su comentario será publicado en su perfil de Facebook en adición a Paraguay.com

Comentarios

4 comentarios
1.
no era asi como lo recuerdo eran como 80 personas que no entendian lo que estaba pasando tambien recuerdo que Lugo siendo presidente acepto las concecuencias del Juicio POLITICO (entiendase no es un juicio ordinario)
2.
no era asi como lo recuerdo eran como 80 personas que no entendian lo que estaba pasando tambien recuerdo que Lugo siendo presidente acepto las concecuencias del Juicio POLITICO (entiendase no es un juicio ordinario)
3.
estoy enterado que EN PARAGUAY , TIERRA HERMOSA Y GENEROSA , EN PLENA INDEPENDENCIA , CONSERVA PRESOS POLITICOS , EN ESTE , ME REFIERO A MUJERES , POR RECLAMAR , DESDE ITALIA , POR FAVOR ME CONTESTAN , ROPAIS123@HOTMAIL.IT
4.
me he enterado que en Paraguay , tierra hermosa y generosa , en plena libertad , tienen presas politicas ?

Deje aquí su comentario

Webs amigas