Lunes, 22 de Diciembre de 2014, 19:42 (22:42 GMT)

01 de Junio, 2012 | Fotonoticias

El Black Friday de los contrastes

El viernes, Asunción se convirtió por unas horas en un shopping gigantesco donde las mercancías iban y venían al ritmo de los compradores. Sin embargo, para otros, fue un día de rutina, un día sin mañana.

Al incesante movimiento comercial que se suscitó el 1 de junio discrepó con la dura rutina que viven otros, los desposeídos, aquellos que subsisten el día a día en la desdicha, ignorados y excluidos.

Días marcados por el esfuerzo que arrancan con el primer rayo de sol y acaban en horas de la noche con su escasa colecta, luego de la interminable angustia del asfalto, luego del quebranto que quepa en las raídas y opacas chancletas.

Es el cotidiano sufrir, el peso del sufrir, de aquellos sin nombres que viven el hoy con lo mismo de ayer: un día sin mañana.

Los militares en plena faena para animar el día del consumo. 

 

Casi arrastrando los pasos por "el peso del sufrir", como recitaba Alí Primera, se lo ve a este humilde reciclador por las calles de las Carmelitas, uno de los barrios más elegantes y adinerados de la ciudad.

 

Las gangas atraen en masa hasta en los sectores más pudientes.

 

Las ofertas motivan por igual a jóvenes y adultos.

 

En el Black Friday, hubo descuentos hasta en productos que no forman parte de la canasta básica.

 

La vorágine de la feria, en pleno centro de Asunción, no afecta la impasible siesta de este "sin nombre".

 

Asunción, de pleno al consumo.

 

La feria también creó puestos laborales no permanentes, pero de suma utilidad.

 

Febril carrera por hallar ofertas convenientes en Galería Central, donde el ritmo fue incesante en el Black Friday.

 

Largas filas para adquirir una ganga.

 

Ajeno al vértigo de los adultos, un niño disfruta de las bondades de una placita de juegos.

 

El azar, ese que premia a unos con fortuna y a otros, con trabajo.

 

Más mirones que compradores. Más "Cuánto cuesta?" que "Llevo uno". 

 

Resignado este lustrabota espera un cliente, al costado de la renovada y enrejada Plaza Uruguaya.

Si usted comenta utilizando una cuenta de Facebook, la información de su perfil (trabajo/empleador/localidad) puede ser visible en su comentario dependiendo de sus ajustes de privacidad. Si la casilla "Publicar en Facebook" ("Post to Facebook" en inglés) se encuentra seleccionada, su comentario será publicado en su perfil de Facebook en adición a Paraguay.com

Comentarios

2 comentarios
1.
TANTAS DESIGUALDADES...HASTA CUANDO SEÑORES GOBERNANTES? VER ESTAS FOTOS...MAS EXTRAÑO MI PAIS!!
2.
un saludo. muy buena las fotos!!

Deje aquí su comentario

Webs amigas