• Acerca del país / About the country »
  • El clima en Asunción: No disponible
Jueves, 21 de Marzo de 2019, 18:52 (21:52 GMT)

06 de Noviembre, 2013 | Espectáculos

RHCP: "Una brisa californiana en el corazón de la noche asuncena"

Los Red Hot Chili Peppers llegaron al centro del continente, para demostrar porqué hacen música hace 30 años y para afirmarse como una agrupación sólida y mas viva que nunca, pese a las bajas en sus filas.

Por Orlando Salerno - @orlandosalerno

Los Red Hot Chili Peppers llegaron al centro del continente, para demostrar porqué hacen música hace 30 años y para afirmarse como una agrupación sólida y mas viva que nunca, pese a las bajas en sus filas (y por segunda ocasión). Los músicos provenientes de las olas y arenas californianas, agitaron una impecable noche asuncena, que los esperaba desde hace muchos años, logrando articular a dos generaciones, sedientos de palpar esos himnos en vivo y en su propio país.

Inagotables. Los Red Hot Chili Peppers dieron un show inolvidable en Asunción.EFE

El cuarteto integrante del Rock N' Roll Hall of Fame, ante un Jockey Club Paraguayo repleto de fans y de seguidores de la buena música.

Siendo las 21:30 hs, nuestros héroes suben al escenario, con un Chad Smith que toma asiento en la retaguardia, dando un contundente golpe de bombo, que anticipaba la potencia que saldrían de esos parlantes. Se acomodan Flea y Josh Klinghoffer, el primero ovacionado por el público por su distintivo carisma, e inician una intro a base de zappadas, donde el bajo manejaba los tiempos y una batería que lo conoce de memoria. Se estaba gestando un momento histórico y entonces aparece en escena el enérgico Anthony Kiedis con sus infaltables pasos de costado y movimiento giratorio de brazos.
 
Una vez finalizado el jam session inicial, con la gente empezando a tomar conciencia de lo que tenía frente a sus ojos, retumban los compases a puro motor, que anuncian la inminente llegada de "Can't Stop", con un Klingoffer que quedaba solo esparciendo sus acordes, acompañados del grito unísono de todo el Jockey Club, que celebraba la victoria de la realidad sobre el sueño. Continúan con temas como "Dani California", de su célebre y multi premiada placa doble "Stadium Arcadium" del 2005. 
 
Con los ánimos y palpitaciones traducidas en gritos mas interminables aplausos, llega una muy emotiva sorpresa, que cicatrizó el deseo de la gran mayoría, entonces, las punteadas de la guitarra nos abren las puertas de "Scar Tissue", aquel melodioso y muy querido primer sencillo de "Californication" (1999), que últimamente los integrantes se habían mostrado reacios a interpretarlo en vivo, cambiando de opinión esta noche, haciendo suspirar mas a esa parte del público veiteañero, que los comenzó a seguir desde ahí.  
 
Al culminar semejante momento nostálgico, el grupo nos mueve el reloj hacia su último trabajo "I'm With You", con el tema "Look Around", luego dan un paso atrás en su discografía y las manos de Josh delatan a "Snow", que contó con todos los detalles, como el cálido acompañamiento del sintetizador, a los riffs de la guitarra.
 
Continuarían las sorpresas y con otra joya oculta que tiene esta genial agrupación. Con el arranque de esos amigables arpegios de guitarra, que te trae a la cabeza el "I've got a Feeling" de The Beatles, me refiero a "Soul To Squeeze", una envolvente y tierna canción que no figura en un ningún álbum de estudio de la banda y que emite una suerte contradictoria de melancolía con optimismo, mas altas emociones y juegos de palabras.
 
Prosiguió el show con temas como el agresivo "Right on Time" y el formidable "The Adventures of Rain Dance Maggie", un tema en donde Josh se apodera del escenario, abriendo sus largas piernas, luciendo como un joven Pete Townshend.
 
Luego desfiló "Throw Away Your Television" de By the Way" (2002), y el siempre festivo "Me and My Friends", del disco "The Uplift Mofo Party Plan" (1987), la única canción grabada con el fallecido Hillel Slovak, que la siguen tocando en vivo y cuyo significado, es mas que obvio.
 
Nos estamos acercando al momento cumbre y las canciones de ese disco ya tenían que empezar a rotar. El disco que marcaría el rumbo sonoro de muchas bandas de mediados de los 90's, con un cóctel de rap, fuck y reminiscencias al Rock Pesado. Hablamos de "Blood Sugar Sex Magic", el embrión gestacional de esa tendencia, que perduró hasta en gran parte del nuevo milenio.
Cerca de 30 mil personas disfrutaron del show.EFE

Siendo una de las mejores intros en una canción de rock, con una letra muy personal de soledad, redención y pedidos de auxilio, empieza "Under the Bridge", un himno de estadio, de esos que ya no se componen hace mucho tiempo, con unos coros celestiales sobre su final, un vació, que el público supo llenar.

Al término de "Ethiopia", otra gran muestra de "BSSM", eran los cortes de Flea en "Suck  My Kiss", un tema bastante demandado y bien recordado. La banda siguió con un tema que da título al álbum que supo escapar de la sombra de "BSSM", era "Californication" con un Josh y Flea que se acercan frente a frente, toda la canción, luego el tema homónimo a su siguiente disco "By the Way", un tema que dicen que no le gustó a Jim Carrey..
 
Así se despidieron de su público por unos minutos, esperando el encore. Los cánticos de aliento no cesaban y vuelven los músicos, con un Flea que entró caminando con sus manos, para luego instrumentar el clásico "Ole Ole Ole Red Hot..",  siguiendo la letra en su distorsionado bajo y un Chad Smith que marcaba los tiempos en clave punk. Luego se sumo Josh y Mauro Refosco, un percusionista brasileño que también colabora con Flea en el proyecto Atoms For Peace, una agrupación de galácticos que estuvo de gira hasta hace poco y que lo completan Nigel Godrich, (Productor de Radiohead), Joey Waronker, ex baterísta de R.E.M, Beck, Smashing Pumpkins  y finalmente Thom Yorke, quien pidió por Refosco.
Energía pura. Flea y Chad, pilares de la banda.EFE

La noche empezaba a moverse al son del siempre sensual y provocativo, "Sir Psycho Sexy", con un bajo golpeando el estómago y el remate final con el western "They're Red Hot".

Mas tarde los Red Hot bajaban las luces para cantarnos "Meet me at the corner", una canción muy bien lograda en su última placa, que cuenta con las voces de Josh Klinghoffer y un coro mas que acogedor.
 
Llegaba la hora del final con el explosivo "Give it Away", con los 4 integrantes en las pantallas, mientras que en el escenario, observamos las piruetas de Kiedis, los saltos a 80 cm del piso de Flea, la energía inagotable de Chad y la cuota jovial, mas la mística profunda e introvertida de un Josh, que se sumerge en lo suyo y nunca mira al público.
 
Una combinación de edades, personalidades, tecnicismo con pasión y varios factores que hacen que esta banda no se rinda y continúe su paso, por sitios que nunca antes habían visitado y dejar claro que tienen para rato.
Publicidad

Si usted comenta utilizando una cuenta de Facebook, la información de su perfil (trabajo/empleador/localidad) puede ser visible en su comentario dependiendo de sus ajustes de privacidad. Si la casilla "Publicar en Facebook" ("Post to Facebook" en inglés) se encuentra seleccionada, su comentario será publicado en su perfil de Facebook en adición a Paraguay.com

Comentarios

0 comentarios

Deje aquí su comentario

Publicidad

Webs amigas

También podría interesarle:

Hugh Jackman volverá para la segunda parte de "The Wolverine"

Leer más