• Acerca del país / About the country »
  • El clima en Asunción: No disponible
Miércoles, 08 de Abril de 2020, 03:28 (06:28 GMT)

25 de Julio, 2013 | Deportes Fútbol

Olimpia y los objetivos que sí fueron alcanzados

Sí, vale decir que no se alcanzó el objetivo más importante. Pero en ese camino que llevó al Olimpia a disputar las finales de la Copa Libertadores de América, el plantel alcanzó todas las metas que se fue trazando.

Ellos pusieron entrega y la hinchada respondió con respaldo incondicional.Foto: Rubén Alfonso/UH.

Cuando en enero iniciaba una nueva temporada, en la Villa Olimpia sobraba la incertidumbre. Con Marcelo Recanate apenas iniciando un nuevo periodo presidencial, los atrasos de salarios y las demandas seguían a la orden del día.

Para colmo, el nuevo cuerpo técnico ni siquiera llegaba completo. Ever Almeida no iba poder estar para el primer partido de la Copa Libertadores y quien se hacía cargo de los trabajos de pretemporada, para luego dirigir ante Defensor Sporting, era su hijo Iván.

¿Quién? Sí, Iván, ese que se hizo famoso “solo” por ser el hijo del arquero más exitoso del fútbol paraguayo, el hombre record de la Libertadores. ¿Acaso sabe de fútbol? ¿Cómo siendo tan joven puede manejar un plantel? ¿Qué experiencia tiene?, eran solo algunas de las preguntas que giraban en torno al asistente, hijo y hombre de confianza de Ever Hugo.

Además, que los refuerzos fueran futbolistas como Julio Manzur, que llevaba seis meses sin jugar, o que los amistosos se disputen ante equipos de categorías de ascenso de la frontera o de “rejuntados” locales, ponían un mayor manto de duda sobre el andar de este Olimpia.

Pero con Iván en un banco que ni siquiera podía completar su nómina de suplentes, el Decano debutó en Montevideo con un empate sin goles ante Defensor Sporting para, una semana después y ya bajo el comando e Ever, ganar y lograr el primer objetivo: meterse a la fase de grupos.

La base de todo el éxito, padre e hijo, una familia comprometida e identificada con el Olimpia.Foto: Rubén Alfonso/UH.

Debut con tropiezo (ante Newell’s) y la renuncia de Recanate de por medio. Así volvió a tambalear la Villa. ¿Quién se haría cargo del club? ¿Quién asumiría la responsabilidad de pagar al plantel, al cuerpo técnico, a los funcionarios? Con tantas deudas, ¿acaso nuevas autoridades se arriesgarían?

Era demasiado grande la crisis, pero esta vez en lugar de que los jugadores salieran a protagonizar enfrentamientos verbales con algún directivo, Almeida los arropó y los “encerró” en la Villa. Allí les hizo entender que los únicos que podían salvar la situación eran ellos mismos, que con los triunfos vendrían los premios y la obligación del club de ponerse al día.

Bajo la filosofía del “paso a paso”, el plantel se propuso seguir avanzando en una Copa en la que, en reiteradas ocasiones, más de un jugador dijo que entraron “por la ventana”. Sacaron fuerzas de la desconfianza de la gente, de la burla de los rivales, del abandono de los dirigentes, del amor propio y la solidaridad.

Los más experimentados, y sobre todo los de mejor pasar económico, no dudaron en colaborar para que aquellos compañeros que tenían problemas pudieran llevar algo de dinero a casa, incluido funcionarios del club.

Poco a o poco, ante el exitoso avance en la Copa y luego de que hayan querido destituir sin éxito a Almeida, comenzaron a aparecer dirigentes con ganas de colaborar. Sí, muchos dirán que se subieron al carro ganador, pero qué importaba ya eso si en consecuencia servía para sanear el club.

¿Qué importa no haber ganado? Esta hinchada estuvo siempre y no iba a faltar en el recibimiento a los subcampones de América.Foto: G. Irala/UH.

Cuando la historia iba por buen camino, un nuevo duro golpe recibió el plantel. A Sebastián Ariosa le diagnosticaron cáncer, desgracia que solo sus compañeros y el cuerpo técnico sabían que era real, mientras la prensa  batallaba por la primicia inventando versiones que dejaban al Trufa en posición de “mercenario”.

El defensor uruguayo tuvo que dejar el país para comenzar a disputar su propio partido. Un partido que en la distancia fue jugado también por sus compañeros, quienes volvieron a intermediar para ayudarlo económicamente y para que el club se hiciera responsable de los incumplimientos de contrato.

Así seguía la impresionante marcha en la Copa, ya con un público franjeado que ni siquiera objetaba los altos precios de las entradas. El hincha olimpista, que vale decir estuvo siempre en las malas, entendió perfectamente que con criticar a la dirigencia no solucionaría nada.

El hincha se dio cuenta que llenando el estadio no solo estaría metiendo la presión del “número 12” en cada partido de local, sino que ayudaría a que se recaudara una buena cantidad de dinero, que al final serviría para pagar el salario de sus ídolos. Hasta el partido final, ese compromiso el olimpista lo cumplió a cabalidad, tanto que el Defensores quedó chico.

Y chicos también quedaron los espacios libres en la casaca del Olimpia, pues ante la exitosa campaña llovieron propuestas de empresas que querían pautar con el club. Así, con todo lo recaudado en auspiciantes y venta de entradas, la dirigencia se puso al día con el plantel.

Este jueves, el club Olimpia conmemora 111 años de fundación. No lo celebra con la conquista de la cuarta Copa Libertadores de América. Pero sí con los objetivos, que inicialmente se trazó este plantel, alcanzados.

¿Qué se viene ahora, en un semestre en que la obligación es ganar el Clausura para volver a la Copa? Es difícil anticipar una respuesta cuando de esta institución se habla, pero lo cierto es que a Olimpia lo levantaron sus jugadores y cuerpo técnico, lo levantó su gente.

Publicidad

Si usted comenta utilizando una cuenta de Facebook, la información de su perfil (trabajo/empleador/localidad) puede ser visible en su comentario dependiendo de sus ajustes de privacidad. Si la casilla "Publicar en Facebook" ("Post to Facebook" en inglés) se encuentra seleccionada, su comentario será publicado en su perfil de Facebook en adición a Paraguay.com

Comentarios

1 comentario

Deje aquí su comentario

Publicidad

Webs amigas

También podría interesarle:

Isinbáyeva se retirará tras el Mundial de Moscú

Leer más