Jueves, 08 de Diciembre de 2016, 11:06 (14:06 GMT)

09 de Marzo, 2012 | Desde mi biblioteca

Tomás Palau: Adiós al sociólogo que sentía las heridas abiertas del país

La tarde del miércoles 7 mostraba el rostro sofocante habitual de este largo verano. Sin embargo, cuando me disponía a tomar mi primera taza de café con leche en el Coffee Shop del Shopping Villa Morra, al revisar en el celular las noticias de ese momento y quedar paralizado al enterarme del fallecimiento del colega Tomás Palau, la memoria, sin previo aviso como casi siempre, me llevó a tardes frías del otoño y el invierno de 1981, hace más de treinta años, cuando siendo estudiante del tercer curso de sociología en la Universidad Católica comenzaba mi primer empleo.

Fue  como asistente de  Tomás Palau,  quien entonces era director del área de Estudios del Comité de Iglesias para Ayudas de Emergencia (CIPAE), en su antiguo local de la calle Azara. Me parece verlo en aquellas ya lejanas tardes  sin desprenderse un momento de su taza de café. Era un ejemplo de rigurosidad en el trabajo científico. En ese momento dirigía un estudio sobre el campesinado en el Alto Paraná ante el avance de la gran agricultura empresarial Y los laberintos de casualidades inexplicables hicieron  que años después, ya finalizada mi carrera de sociología en la Universidad Pontificia de Salamanca en su sede de Madrid (España), mi primer trabajo al retornar al país en agosto de 1987,  fuera otra vez junto a Tomás. El estaba a cargo de BASE, organización no gubernamental dedicada a la promoción de valores democráticos, educación popular, investigación de tecnologías alternativas y estudios sociales, además de publicar un análisis de temas sociales, políticos y económicos de primer nivel, la revista Análisis del Mes. Me contrató para llevar a cabo  una investigación sobre el perfil socioeconómico de los estudiantes del Colegio San Clemente María.

Cosas de la vida. Después, desde enero de 1988, jamás volvimos a coincidir en un espacio laboral.  Pero  nunca perdimos el contacto. Recuerdo que en este mismo espacio, en mi columna del viernes 23 de diciembre  del año pasado  titulada Paraguay 2011: un año perdido para el desarrollo, lo citaba en el que probablemente fue uno de los últimos escritos periodísticos de Tomás. Publicado en la revista Acción de los jesuitas correspondiente a noviembre del 2011 me pareció una excelente síntesis de este país a la deriva.

 

Tomás señalaba que  "desintegración social es… un proceso de acentuación cada mayor del 'sálvese quien pueda…' nuestro país entró en esto hace ya unas décadas". Una pendiente de desintegración "vuelve a la gente agresiva, frustrada, desconfiada, del otro, egoísta" (ACCIÓN. Revista de reflexión y diálogo de los Jesuitas del Paraguay. Asunción, noviembre de 2011, p. 25).

 

Si nada menos que el 80% de las escuelas y colegios públicos están en mal estado y la mitad de los campesinos en la pobreza sin esperanzas, el paisaje crítico de Tomás nos advierte una vez más que el Paraguay, más allá de algún año de incremento excepcional de la macroeconomía sigue sumido en el atraso sin contemplaciones.

 

Tomás cumplió 67 años en diciembre pasado, fue un  sociólogo y docente comprometido tanto con la ciencia como con las luchas campesinas por una vida digna. Autor de numerosos y valiosos escritos para entender el Paraguay de las inequidades y privilegios para pocos, extrañaremos siempre su talante conversador, abierto y al mismo tiempo exigente en la investigación.

 

La última entrevista que le hice a Tomás fue a principios de diciembre  en Radio Caritas. A finales de ese mes su salud empeoró repentinamente a causa de un cáncer en la médula ósea.

 

Dondequiera que esté, estoy seguro que no habrá perdido la costumbre compartida de  una taza de café tras otra.

 

Su ausencia nos deja más solos que nunca a los que estamos convencidos que el Paraguay merece un futuro radicalmente distinto al actual, donde la mediocridad y las injusticias sociales campean como siempre.

 

Carlos Martini
Sociólogo y periodista.

Si usted comenta utilizando una cuenta de Facebook, la información de su perfil (trabajo/empleador/localidad) puede ser visible en su comentario dependiendo de sus ajustes de privacidad. Si la casilla "Publicar en Facebook" ("Post to Facebook" en inglés) se encuentra seleccionada, su comentario será publicado en su perfil de Facebook en adición a Paraguay.com

Webs amigas