Domingo, 04 de Diciembre de 2016, 17:17 (20:17 GMT)

01 de Junio, 2012 | Desde mi biblioteca

Para el recuerdo: Las misses de las parrilladas y pistas de baile

¿Alguna vez tuvimos una Miss que fuera la reina de las tapitas? Este domingo 27 de mayo, en nuestro programa Domingos contigo en Cardinal Romance, la oyente Mirta Franco me contó que ella había sido la reina de las tapitas en el Restaurant Parrillada El Fergal, el cual estaba en Trinidad, en la esquina de Artigas y Moreno. En los sesenta y los setenta causaron sensación en ese local Katunga y su orquesta conformada exclusivamente por señoritas ( ver foto). El grupo estaba dirigido porCatalina Pereira y formaron parte del staff del Fergal durante más de dos décadas. Pero, ¿cómo se elegía a la reina de las tapitas del Fergal?

Foto: http://www.cultura.gov.py

El Fergal pertenecía a dos señores de apellido Ferreira y Galli. Se les ocurrió una vez convocar por año a tres señoritas del barrio. Entonces, un sábado, cuando ese sitio estaba abarrotado, las concursantes tenían que recorrer las mesas, con velocidad y simpatía por supuesto, pidiendo las tapitas de las botellas de cervezas Y gaseosas.

La que juntaba la mayor cantidad era la reina del Fergal ese año y tenía derecho a una cena gratis cada sábado durante el año de su reinado. Mirta me contó que el locutor, con voz muy ceremoniosa anunciaba quien había resultado la reina de las tapitas.

 

Entonces se sucedieron las llamadas con historias muy peculiares al respecto. Gladys Romero relató que ella fue reina  de la pista de baile El Pato Salinas, del Barrio Ciudad Nueva. ¿Y cuál era el método en este caso? Era electa la que recibía más aplausos del público. Un jurado decidía cuál de las concursantes ganaba en esa competencia. Como Gladys tenía un hermano llamado Neneco, éste se encargaba de juntar a sus muchos amigos y conocidos y así ganó varias veces. ¿Y el premio? La reina se llevaba una torta y la hinchada masculina que más aplaudía tres cajones de cerveza. Por supuesto los chicos de entonces no dejaban de aplaudir. Esto corresponde a los años setenta.

 

Otra metodología, más extendida en distintos clubes era la compra de talonarios. La señorita que vendía más talonarios era la reina. Así, Agripina Almada de Valdez fue la Miss Pista 15 de diciembre en el barrio San Antonio de Asunción. Este tipo de elección se daba en clubes de mayor alcurnia también.

Otro caso peculiar relatado el domingo fue el de un joven que en Cerro León vendió su caballo y su silla de montar para conseguir el dinero y hacerla reina a la novia una noche. 

 

Nos pidieron que nos reservemos el nombre del protagonista.

 

Y discúlpenme una variación final sobre parrilladas, en este caso, no se trata de algún reinado. Atiendan. Un oyente me cuenta que una parrillada a la que concurrían a menudo en 1974 era una llamada La misionera, cerca de la Iglesia San Pablo enAsunción. Era baratísimo el asado, ya para aquella época. Y lo más extraño era que lo dueños eran muy generosos e invitaban a los comensales a servirse todo lo que quisieran, sin cobrarle más.

 

Un tiempo después, los parroquianos leen en la tapa de la revista Aquí que el dueño de La misionera y sus hijos habían sido detenidos, estaban sus fotos, por cuatreros. Sencillo: robaban el ganado y una parte de lo conseguido iba a la parrillada.

 

Eso sí, habrán sido abigeos, pero la carne era inmejorable en La misionera.

 

 Carlos Martini

Sociólogo y periodista.

Si usted comenta utilizando una cuenta de Facebook, la información de su perfil (trabajo/empleador/localidad) puede ser visible en su comentario dependiendo de sus ajustes de privacidad. Si la casilla "Publicar en Facebook" ("Post to Facebook" en inglés) se encuentra seleccionada, su comentario será publicado en su perfil de Facebook en adición a Paraguay.com

Webs amigas