Martes, 06 de Diciembre de 2016, 05:07 (08:07 GMT)

10 de Agosto, 2010 | El Análisis de Dario Abelardo Cárdenas

Olimpia repite sus cíclicas crisis de resultado

Está demostrado que Olimpia sigue siendo un monstruo que descabeza entrenadores, con una voracidad impresionante, sin importar cuán ligado esté a su historia. El “Pepe” Cardozo no pasó de la cuarta fecha del Clausura, cuando al inicio parecía que caminaba seguro hacia su consolidación como técnico y que devolvería al Decano, después de 10 años, el título de campeón.

José Cardozo pasó nuevamente por la guillotina de los resultados, al perder tres partidos seguidos en diez días, por lo que ya no es el técnico del Franjeado. La goleada ante Rubio Ñu, la derrota en Montevideo ante el Defensor y la última, ante Sol, fueron suficientes para detonar una crisis, en el día en que se homenajeaba al directivo más laureado de todo el fútbol paraguayo, Osvaldo Domínguez Dibb, con una fuerte carga política, que incluso motivó la ausencia del propio presidente actual, Eduardo Delmás, quien acusó una indiscreta gripe.

Es la consecuencia más explosiva de la fecha en donde Libertad sigue firme y Guaraní volvió a la primera ubicación, tras su victoria muy ajustada y sostiene el ascenso de Cerro que empató en el descuento, en juego polémico y con una actuación arbitral desastrosa. Este torneo que sigue desparramando irregularidades, que empieza a partirse por la mitad, creándose tendencias para arriba y lógicamente para abajo, con toda su carga de angustias, no es muy diferente a los últimos vividos. El nivel sigue siendo discreto, con buen fútbol a cuotas y con la inconsistencia propia del inicio del campeonato.

A Libertad le costó deshacerse de Rubio Ñu, y ganó ajustadamente, a pesar de haber sido superior por largos pasajes del juego. Sigue siendo el Gumarelo el equipo con mejor juego, con creatividad y que aún no llegó a su techo. Su ubicación como uno de los líderes del certamen lo reafirma. Guaraní, es otro de los que recuperaron el tono futbolístico. Y aunque ganó raspando, el retorno de Jonathan Fabbro, empezó a darle color de buen juego y promete ser un gran animador.

Cerro Porteño sigue mejorando. Casi terminó perdiendo tras el golazo de Hugo Luzardi. Pero los errores y el oportunismo de Roberto Nanni le dieron un empate que suaviza por una semana, la ansiedad de una recuperación definitiva y el retorno al gran protagonismo. Por abajo, resultados que no son muy expresivos, dado que no reflejan envergadura en la proyección. Entran dentro de lo esperado, con altibajos constantes y cambios en las posiciones, aunque en el sótano, siguen siendo Sport Colombia y Trinidense los más comprometidos a volver a jugar en la Intermedia.

En estas horas se estará definiendo quien será el nuevo conductor de Olimpia. La experiencia indica que la decisión debe ser firme y apuntando a un entrenador que conozca el medio, a los jugadores y no tarde demasiado en adaptarse a las condiciones muy especiales del campeonato paraguayo. Lo ideal sería un paraguayo. Pero, entre desocupados y capaces, la lista es muy restringida. Especialmente para soportar la gran presión que debe sostener sobre sus hombros para apagar el incendio que se desató en la entidad de Para Uno. Un extranjero apunta a lo mediato.

En Olimpia no hay margen para errores si quiere ser campeón. Está a un partido de los punteros. Pero su calendario inmediato lo enfrentará en la próxima fecha a Libertad y en la sexta fecha a Cerro Porteño en el clásico. La tendencia es más cercana a perder los dos partidos, lo que prácticamente lo bajaría de la lucha por el título que no consigue desde hace una década.


Por Darío Abelardo Cárdenas

Si usted comenta utilizando una cuenta de Facebook, la información de su perfil (trabajo/empleador/localidad) puede ser visible en su comentario dependiendo de sus ajustes de privacidad. Si la casilla "Publicar en Facebook" ("Post to Facebook" en inglés) se encuentra seleccionada, su comentario será publicado en su perfil de Facebook en adición a Paraguay.com

Webs amigas