Martes, 06 de Diciembre de 2016, 18:52 (21:52 GMT)

18 de Junio, 2011 | Palabras más, palabras menos

Nuevos Medios: Híbridos para una nueva Era

Hagamos un breve análisis de lo que cambió últimamente en el Periodismo, particularmente, luego de la irrupción de los Nuevos Medios. Recordemos que no se trata de presentar “verdades absolutas”, no. La intención es subrayar ideas centrales que ante todo, sirvan de disparadores para el diálogo en la materia.

Pintura de Enrique Collar

1) El término. La definición misma de la palabra “periodismo”, ya no es la misma. Desde el momento en que la web intervino, alteró su esencia. Lo que es, quiénes lo ejercen, cómo, sus funciones, sus soportes, etc. Es inútil intentar definirlo sólo desde la filosofía o uno de sus ángulos; cuando lo correcto también está definido desde sus abordajes técnicos, de distribución, de producción, etc.  

 2) La definición profesional: Aunque el purismo hable de profesionales portadores de un título y otras cuestiones discutibles, hoy no se necesita de esos periodistas tradicionales; se necesita de híbridos. Personas capaces de diseñar, programar, gestionar y producir contenidos. Es una definición proporcional al anterior punto.

3) Cambiaron las Jerarquías: La gente y redacción se transformó. El poder de decidir cambió de manos y de repartición. En las plataformas digitales no son los Jefes, Editores,  periodistas famosos ni los políticos de turno los verdaderos líderes de opinión. Y lo saben.

4) El tiempo. Esa vieja competencia por las franjas horarias pasó. Ya nadie espera el noticiero para saber qué ocurrió; lo busca en los medios disponibles en las plataformas y tiempos que uno tiene. El tiempo hoy es el que tiene la gente. Ese tiempo fragmentado, (en las salas de espera, en el bus, filas, en las noches de insomnio), y  con una conexión intermitente a los medios mediante las tecnologías (llamémosle celulares, ipads, notebooks, etc)

5) El objetivo de la noticia. El sentido mismo del periodismo, como mencioné, debería ser ayudar a vivir mejor. Y no se apunta a “salvar el mundo”, si no a cuestiones tan sencillas, básicas y necesarias.¿Ejemplo?: Que la gente sepa gracias a nuestra gestión que tal calle está cerrada, que en tal sitio hay oportunidades, que tal empresa está ofreciendo vacancias, etc.

6) Los modelos de negocios. Ya no hay lugar para el romanticismo insensible e irresponsable. El periodismo debe tener modelos sustentables. Y el modelo de producción de hoy, necesita de esos híbridos que ya mencionamos. Las alianzas entre medios, se imponen.

7) El soporte. Cambió, y descalabró a medios tradicionales. Si se manejara la premisa de que No importa mucho el soporte, si no la conectividad entre la gente y el mensaje, no existiría este pánico. Probablemente cause rechazo mi teoría, anarquista pero la reconfirmo: No importa el dinero; tampoco el poder; “lo que importa en verdad, es que llegue el mensaje”. O sea, la bendita conectividad. Y esto no lo dije yo; lo dijo alguien mucho más interesante: El Guasón.

Espero haber aportado al debate. Y por supuesto, aguardo sus comentarios. Un saludo.

*Imagen: “Afuera está nevando” Óleo de Enrique Collar.

Si usted comenta utilizando una cuenta de Facebook, la información de su perfil (trabajo/empleador/localidad) puede ser visible en su comentario dependiendo de sus ajustes de privacidad. Si la casilla "Publicar en Facebook" ("Post to Facebook" en inglés) se encuentra seleccionada, su comentario será publicado en su perfil de Facebook en adición a Paraguay.com

Webs amigas