Domingo, 04 de Diciembre de 2016, 17:23 (20:23 GMT)

15 de Octubre, 2010 | Indicador económico y financiero

Ni estudio ni trabajo

Si usted es un señor de unos 40 o 42 años y tiene hijas, seguramente alguna de ellas ya tendrá edad suficiente para ir planeando su vida, terminar su carrera en caso de que esté estudiando y tener una relación seria como cualquier persona adulta.

Seguramente ella llevará a su novio un día a su casa para presentarlo en familia y tal vez usted y su señora preparen una cena formal para recibir al futuro yerno y entre sonrisas, platillos y bebidas, la velada transcurra hablando sobre los planes futuros y en algún momento usted le preguntará a ese joven a qué se dedica y probablemente él le responda “ni estudio, ni trabajo señor”.

Ahí la cosa se va a descomponer, el bocado seguro se le atora en la garganta o escupe el fino vino francés que usted guardó dos años para una ocasión especial y pensará en ese tipo que no va a llevarse la flor más preciada de su vida, porque va a vivir con ustedes y encima lo van a tener qué mantener porque la nena lo ama.

La situación que acá se pinta como ficción, puede ser realidad, ya que en el mundo está creciendo el número de jóvenes que ni estudian ni trabajan y que están siendo conocidos como Ninis, por los diferentes gobiernos.

En México, por ejemplo, el número de Ninis es de siete millones, es decir si los traemos a todos para acá, la población se duplicaría y el 50% del total no haría nada; ahora, no pensemos que todos estos muchachos y muchachas están así por elección propia, muchos de ellos quieren trabajar y estudiar, pero por falta de oportunidades no lo hacen.

Tal y como sucede en el Paraguay, de acuerdo a una encuesta que trata el tema del empleo y la educación entre los jóvenes elaborada por el Vice Ministerio de la Juventud, aquí también quieren trabajar y estudiar.

La muestra tomó como referencia a 2006 muchachos y muchachas, que residen en la Región Oriental la y en la zona de Presidente Hayes de la Región Occidental.

Y poco más de la mitad de esos muchachos no estudia y exactamente el 50 por ciento no trabaj, es decir, son Ninis.

El problema aquí viene con la demografía, el Paraguay cuenta con lo que los demógrafos llaman Bono Demográfico, es decir, en el país prácticamente la mitad de la población tiene entre 15 y 35 años, jóvenes sanos, fuertes, en edad productiva que lamentablemente no tienen la oportunidad porque la economía nacional no es capaz de generar los empleos que ellos quieren tener y paradójicamente, el sistema educativo no tiene la capacidad para educarlos y capacitar a los técnicos, ingenieros y licenciados que se necesitan en las empresas e industrias.

Los que tienen empleo, en su mayoría no ganan el salario mínimo y muchas veces se ven en la disyuntiva de dejar de estudiar para trabajar, ganando un sueldo de miseria.

Al no encontrar oportunidades aquí los jóvenes piensan en salir del país o desgraciadamente, son absorbidos por la delincuencia organizada, que les da la opción de tener ingresos de forma rápida y así disponer de dinero.

Plantear una solución a este problema, no recae en un anuncio tan simplista como el de “seguridad y empleo” que un candidato a intendente pregona, como la solución mágica.

No hay infraestructura suficiente para educarse e incluso, no hay opciones recreativas suficientes impulsadas por el Estado, y hablar de salud, vivienda y capacitación, es redundar en lo que no existe, y eso que tiene la obligación de brindar bienestar a quienes eligen a las autoridades, es decir a los ciudadanos.

Es necesaria una política de Estado de largo plazo, para aprovechar el bono demográfico y dar a esos jóvenes la oportunidad de estudiar y contar con un empleo bien pagado, pues a final de cuentas el que pierde es el país si no hay opciones y si el país pierde, perdemos todos.

Hasta el momento, yo no he escuchado, visto o leído una estrategia conjunta de gobierno y sociedad para comenzar a darle solución a este problema, en cierta manera, también somos Ninis, ni proponemos ni accionamos.



Miguel Torres Velázquez

tovemi@gmail.com

Twitter @mitove

Si usted comenta utilizando una cuenta de Facebook, la información de su perfil (trabajo/empleador/localidad) puede ser visible en su comentario dependiendo de sus ajustes de privacidad. Si la casilla "Publicar en Facebook" ("Post to Facebook" en inglés) se encuentra seleccionada, su comentario será publicado en su perfil de Facebook en adición a Paraguay.com

Webs amigas