Sábado, 10 de Diciembre de 2016, 17:41 (20:41 GMT)

02 de Julio, 2010 | El Análisis de Dario Abelardo Cárdenas

Los cuartos, con tremendos partidos

Hablar de cuartos de final en la Copa del Mundo es hablar del selecto grupo de los ocho mejores. A pesar de que algunos favoritos y otros no tanto, metieron violín en bolsa y ya están de vuelta a casa, esta etapa pareciera, deliberadamente, haberse preparado para choques tremendos que bien se los puede considerar como finales anticipadas.

Brasil-Holanda, cerca de la excelencia

En Puerto Elizabeth, se miden Brasil y Holanda, que apuntan siempre al título. El primero, pentacampeón y el segundo un eterno postergado de los títulos mundiales. En los antecedentes tenemos que remontarnos a 1974, donde los holandeses eliminaron a los brasileños, para quedar segundos. En 1994 y 98, ganaron los sudamericanos en cuartos y semifinales, respectivamente.

Hoy tienen cosas en común. Grandes jugadores, esquemas sólidos que empiezan de atrás hacia adelante, y un crecimiento gradual a la medida que el torneo se acerca al final. Un pronóstico es complicado, pues ambos vienen de ganar sus partidos casi sin objeción y manteniéndose invictos. Los ingredientes son tantos, que solamente esperamos un partido inolvidable.

Uruguay firme hacia la gloria, Ghana dando la cara por África.

Este choque es tal vez, el menos llamativo, mediáticamente hablando, pero que tiene su peso específico por lo que representa para estos países llegar a semifinales. Uruguay llegó a cuartos en 1970, y tras su larga sequía de 40 años, hoy tiene la gran oportunidad de acariciar su tercer título mundial. Ghana, en tanto, da la cara por África. En su segunda presencia mundialista, es la que de su continente más lejos ha llegado.

Los pupilos de Oscar Tabárez mezclarán su tradicional garra con el olfato de gol de su tridente ofensivo, Cavani, Suarez y Forlán, oponiéndose a la fuerza demoledora de las Estrellas Negras, comandadas por su goleador y astro Asamoah Gyan. Un duelo imperdible, de segunda hora de este viernes a escenificarse en el Soccer City de Johannesburgo.

El sábado, dos partidos para el infarto.

El sábado, en el Green Point de Ciudad del Cabo, Argentina y Alemania decidirán su suerte. Viejos conocidos en las finales, buscarán ratificar su condición de favoritos. Lamentablemente, uno de ellos volverá anticipadamente. El otro correrá raudo hacia un  nuevo título, para seguir manteniendo la tradición ganadora.

A la tarde, en el Ellis Park de Johannesburgo, la superfavorita España, enfrentará a nuestra querida Albirroja. Los ibéricos se ubican entre su grandeza actual y los fantasmas de sus inconsistencias en los momentos de definición. Paraguay va por más, reincorporado a su condición de no favorito. Es el escenario en donde más nos gusta jugar, porque no tenemos responsabilidad de justificar ningún favoritismo y esperando podemos hacer tremendo daño a los rojos. Ambos partidos, son para el infarto. Pero, para ellos todavía nos sobra tinta.

Por Darío Abelardo Cárdenas

Si usted comenta utilizando una cuenta de Facebook, la información de su perfil (trabajo/empleador/localidad) puede ser visible en su comentario dependiendo de sus ajustes de privacidad. Si la casilla "Publicar en Facebook" ("Post to Facebook" en inglés) se encuentra seleccionada, su comentario será publicado en su perfil de Facebook en adición a Paraguay.com

Webs amigas