Jueves, 08 de Diciembre de 2016, 22:51 (01:51 GMT)

14 de Febrero, 2010 | /opinions/list

Haití: Antes del terremoto

El viernes 12 se cumplió el primer mes de la mayor tragedia de la naturaleza en la historia de América Latina y el Caribe. El 12 de enero en sólo 38 segundos un terremoto mató a más de 200.000 personas en Haití, uno de los treinta países más pobres de la tierra, destruyó casi toda su capital, Puerto Príncipe, provocó más de un millón de desplazados y unos 300.000 heridos.

Pero Haití-primera República negra en el continente cuando los esclavos se rebelaron y la fundaron en 1804-es un rosario de catástrofes sociales, políticas y económicas. Gustavo Sierra, periodista argentino brindaba hace pocas semanas una acabada síntesis de del infortunio sin pausas del país caribeño. Recuerda que “cuando Colón llegó a la isla de La Española en 1492 había medio millón de nativos, los taínos. Veinte años después quedaban sólo 11.000. Los conquistadores los destruyeron para quedarse con su oro.”

Agrega Gustavo Sierra que “la ocupación francesa de fines del siglo XVII trajo más de 700.000 esclavos para el cultivo intensivo de la caña de azúcar que terminó en una deforestación brutal y la destrucción de todos los terrenos de cultivo. ( Gustavo Sierra, el generoso Baby Doc, Clarín, Buenos Aires, 24 de enero de 2010, p.22). En la etapa independiente nada cambió. Las constantes reyertas de las élites locales dejaron como saldo que entre 1843 y 1915, fueron exiliados o asesinados 21 de los 22 presidentes que tomaron el poder.

Estuvo bajo ocupación de los EE.UU. entre 1915 y 1934 y desde 1957 hasta 1986 soportó la tiranía de los Duvalier-Fracoise y Jean Claude- que aparte de dejar más de 40.000 desaparecidos se robaron literalmente parte de las riquezas del país. Sólo el último de ellos, al salir al exilio parisino en 1986 se llevó unos 300 millones de dólares.

La etapa posterior fue de gran inestabilidad con gobiernos débiles que condujeron a que Haití se convirtiera prácticamente en un Estado monitoreado y controlado desde afuera, vía fuerzas de la ONU. Ya antes del terremoto vivía de la caridad: el 60% de su presupuesto proviene de recursos del exterior.

Este es el contexto de la catástrofe natural del 12 de enero. Hoy es un país destrozado. Ya era un Estado fallido. El 80% de la población ya estaba bajo el nivel de pobreza y sólo el 20% percibía un ingreso mensual. Con respecto al futuro, la cuestión es doble: por un lado hasta donde irán los esfuerzos de la comunidad internacional en ayuda efectiva y cuál será la capacidad de reconstruir las instituciones por parte de los haitianos.

Carlos Martini. Sociólogo. Docente. Periodista.

Si usted comenta utilizando una cuenta de Facebook, la información de su perfil (trabajo/empleador/localidad) puede ser visible en su comentario dependiendo de sus ajustes de privacidad. Si la casilla "Publicar en Facebook" ("Post to Facebook" en inglés) se encuentra seleccionada, su comentario será publicado en su perfil de Facebook en adición a Paraguay.com

Webs amigas