Domingo, 04 de Diciembre de 2016, 21:38 (00:38 GMT)

18 de Marzo, 2011 | Indicador económico y financiero

Grounded for Life

El título de esta colaboración es el de una serie americana que estuvo al aire desde el año 2001y terminó en el 2005, básicamente trataba de unos padres de familia que tuvieron esa responsabilidad de adolescentes y bueno como el título lo dicen iban madurando para la vida. (Si quieren saber más, sigan este link).

En uno de los episodios, Claudia, la esposa, le pide a su marido Sean, que lleve a Henry, su hijo más pequeño a cortarse el pelo, y ahí surge el problema, pues él tenía que estar ahí antes de que cerraran la peluquería porque si Henry iba a la escuela al día siguiente con el cabello largo lo iban a castigar.

Sean sale con Eddie, su hermano menor y con su hijo mayor Jimmy a cumplir el cometido. Pero en el camino pasan a una heladería a probar todos los sabores de muestra; luego se detienen ante un edificio que va a ser demolido cruzando el límite de seguridad y deben correr por sus vidas para no ser devorados por la nube de polvo.

Se van a un juego de béisbol y al final llegan con el peluquero cuando éste está cerrando y no recibe a Henry.

Entonces Sean tiene la brillante idea de ejercer él el oficio con las consecuencias funestas para el pelo del niño y el malestar de Claudia su mujer cuando ve cómo quedó la cabeza de su vástago.

Aquí el tema es la informalidad, Sean no le dijo a su esposa que no iba a llevar a su hijo al peluquero, lo que pasó es que no lo hizo cuando debería hacerlo y al final pagó las consecuencias.

Partiendo de este punto me pongo a pensar cuánto le cuesta a la economía nacional que nosotros seamos informales, que no cumplamos en horarios y fechas de entrega o que lleguemos tarde a una cita de trabajo haciendo perder tiempo y dinero a quienes nos esperan.

Esta informalidad nos lleva a ser considerados poco competitivos y tal vez cuando alguien necesite uno de los servicios que ofrecemos, nos cierre la puerta por no hacer las cosas a tiempo.

Pero pasa también en la escuela, el colegio o la facultad cuando no cumplimos horarios y vamos pasando sin hacer un esfuerzo extra, no yendo más allá de lo que se nos ofrece en el aula, para investigar y aprender por iniciativa propia y lo peor es la actitud de aquellos que con esfuerzo trabajan y pagan su educación superior al decir “yo ya pagué y acá paso sí o sí”, al no entender que no pagan por una nota, sino por el acceso a una educación y les corresponde hacer un esfuerzo para ser mejores.

Y la escala va hacia las autoridades, hace una semana Mike Silvero reportó por radio y Twitter la situación en Iturbe, el abandono de las autoridades y la informalidad hacia los trabajadores que lo único que pelean es que se les pague aquello que el gobierno acordó a través de la dirección de la azucarera, que es una empresa paraestatal, como sueldo por el trabajo hecho.

Esta informalidad nos pega, y comienza desde lo más pequeño y va a lo más grande, con una autoridad que no quiere ser formal en el mandato que los ciudadanos les otorgan con un voto.

Si seguimos así, el nombre del país no se va a dar a conocer como debe ser, como una nación de gente trabajadora, formal y que puede hacer las tareas asignadas en el tiempo y el plazo indicados.

Es un paso que comienza en cada uno de nosotros, pues no podemos exigirle al Gobierno que cumpla si dentro de nuestro ámbito de acción nosotros somos informales como la autoridad y no tenemos calidad moral para exigir aquello que no somos capaces de dar.

Podemos pensar, si nos dejan a Henry ¿lo llevaremos directamente a la peluquería o daremos mil vueltas antes de ir y encontrarla cerrada?


Miguel Torres Velázquez


tovemi@gmail.com



Twitter @mitove

Si usted comenta utilizando una cuenta de Facebook, la información de su perfil (trabajo/empleador/localidad) puede ser visible en su comentario dependiendo de sus ajustes de privacidad. Si la casilla "Publicar en Facebook" ("Post to Facebook" en inglés) se encuentra seleccionada, su comentario será publicado en su perfil de Facebook en adición a Paraguay.com

Webs amigas