Martes, 06 de Diciembre de 2016, 07:16 (10:16 GMT)

06 de Abril, 2012 | Desde mi biblioteca

Grandes esperanzas: Aventuras, misterios y personajes memorables en Charles Dickens

El pasado 7 de febrero se cumplieron 200 años del nacimiento del escritor inglés Charles Dickens. Vivió entre 1812 y 1870 y dejó una obra que sigue entusiasmando hoy por la descripción descarnada de las lacras sociales como la explotación inmisericorde de niños en manos de adultos inescrupulosos, del egoísmo extremo o del abandono de tantos seres humanos en manos del capitalismo naciente en la Inglaterra del siglo diecinueve.

Es uno de los autores con más adaptaciones al cine. Basta citar a Oliver Twist Cuento de Navidad. En alguna medida sus escritos reflejaron su propia vida. Siendo niño, su padre fue encarcelado por deudas.  La mayor parte de  la familia se trasladó a vivir con el mismo dentro de la cárcel, lo que era permitido entonces. El niño Charles se empleó en una fábrica de betún y trabajaba diez horas al día, con lo que ganaba pagaba su hospedaje y visitaba los domingos a su familia en la cárcel.

En estos días, volví a leer una de las que a mi modo de ver es una de las más logradas novelas de Dickens, Grandes esperanzas, publicada en 1861, aunque ya el público la conocía por el sistema de folletines por entregas en una revista popular, lo cual también ocurrió con otras obras del autor, como la misma Oliver Twist. EnGrandes esperanzas, se combinan magistralmente  suspenso, aventura, intriga, misterio, amor, episodios de violencia en el contexto de un retrato claro de la sociedad de la época y una galería de personajes inolvidables.

 

En una fría tarde cercana a la navidad, un huérfano a quien llaman Pip, que vive con su hermana, que lo maltrata continuamente, y el bondadoso esposo de ésta, se topa en el cementerio con un presidiario que acababa de fugarse, el cual bajó amenazas exige que lo ayude trayéndole una lima para sacarse el grillete que llevaba consigo. Es lo que hace Pip. 

 

Después no sabe más de él, aunque jugará un papel central en el transcurso del relato.

 

Tiempo después, una excéntrica mujer-para quien esto escribe, uno de las figuras más estrafalarias e interesantes de la literatura de todos los tiempos-llamada Miss Havisham recibe al pequeño Pip en su lúgubre mansión para jugar barajas y distraerla. Fue un pedido de ésta a los familiares de Pip. Allí conocerá a una jovencita adoptada por Miss Havisham, Estella, la cual muestra dureza de carácter y hostilidad permanente. Pip se enamora perdidamente de Estella.

 

Todos los relojes de la casa de Miss Havisham están parados en la misma hora, las nueve menos veinte, ella no se saca su ajado vestido de novia, todavía se puede ver la torta que se había preparado para su casamiento. Ocurre que el novio la dejó plantada muchos años atrás a esa hora en la noche en que iban a casarse. Esto lamarcó para siempre con un odio visceral hacia los hombres y su encerramiento en su casa.

 

Lo que sigue después es una catarata de sorpresas para el lector. El pobre Pip recibe un día el mensaje de parte de un abogado, Mr. Laggers, frío y despreciativo, y a su vez vinculado a Miss Havisham, que un enigmático benefactor, que se niega a que se revele su identidad, le dejó una inmensa fortuna para que se traslade a Londres para adquirir una formación propia de un caballero.

 

No daremos más pistas al lector, pero le aseguramos que Grandes esperanzas tiene todos los ingredientes de una de esas novelas en la que cada página va deparando giros inesperados,  con personajes que esconden más de lo que muestran, conducidos por la maestría de Dickens en las pinceladas de la tortuosa sicología de los mismos.

 

 

Carlos Martini

Sociólogo y periodista.

Si usted comenta utilizando una cuenta de Facebook, la información de su perfil (trabajo/empleador/localidad) puede ser visible en su comentario dependiendo de sus ajustes de privacidad. Si la casilla "Publicar en Facebook" ("Post to Facebook" en inglés) se encuentra seleccionada, su comentario será publicado en su perfil de Facebook en adición a Paraguay.com

Webs amigas