Domingo, 04 de Diciembre de 2016, 21:39 (00:39 GMT)

28 de Enero, 2011 | Indicador económico y financiero

Fry no fue a la universidad

Futurama es una serie que me gusta, ambientada en el año 3000, nos muestra las aventuras de Fry, un adolescente gringo que para los parámetros actuales no es más que “white trash” o basura blanca como se les conoce a esos norteamericanos que tanto ha retratado Michael Moore en sus documentales; jóvenes que socialmente no tienen muchas oportunidades de educación, empleo para sobresalir en una sociedad como en la que viven y luego terminan matando a mucha gente, como se narra en Bowling for Colombine, del mismo Moore.

En fin, Fry llega al futuro no por ser muy brillante, simplemente quiso agarrar una cerveza y un mono lo empujó a una cámara criogénica, pasando así de 1999 en el Siglo XX al año 2999.

El Fray se despierta en la frontera del año 3000, con una identidad de looser que viene arrastrando desde el Siglo XX, con un coeficiente intelectual nada brillante, siendo tío de un científico anciano, enamorándose de una mutante y teniendo de room mate a un robot cleptómano.

Esos son los ingredientes para crear la serie, en donde Leela la mutante ciclópea sí tuvo acceso a una educación, pues es piloto de naves espaciales, su tío el Profesor Farnsworth, también tuvo una educación, pues es científico, pero Fray pasó congelado y por lo tanto llegó igualito que en los 80, o sea sin educación.

Incluso un mutante entre langosta y cangrejo es médico y una estudiante china de ingeniería, Amy Wong, tiene más educación que el personaje principal

Como vemos, este elemento en la vida de las personas es fundamental, Fry no lo tiene y por ello tiene un trabajo de chalancito o asistente de todos, pues lava la nave, la carga, hace mandados.

Y así es como suceden las cosas hoy, sin una buena educación las puertas por las que uno puede pasar y sobresalir no son muchas.

En realidad la mala educación en América Latina es una constante, con diferentes niveles de rezago, unos países más, otros menos, pero el tema es una asignatura pendiente desde la educación básica.

Y se va extendiendo por la media, la media superior y la superior.

El hecho de que nuestros países no cuenten con un sistema educativo de calidad, ha llevado a la creación de muchas universidades privadas, que vienen a suplir al estado en esa asignatura.

Hay muchas de prestigio y gran calidad, que son reconocidas internacionalmente y hay muchas más de pésima calidad en donde se aplica la regla del 16, es decir, si se tiene 16 alumnos por materia la materia es costeable, si no, no hay educación.

Así, incluso directores de carrera prefieren regalar las notas finales, para que el número mágico no disminuya y así poder mantenerse en su trabajo, pues una carrera sin clientes, no es negocio para nadie.

Los alumnos tienen su parte, pues muchos creen que por pagar ya tienen asegurada su nota o calificación final y dejan que les den cualquier cosa bajo el nombre de “educación”.

Algunos empresarios de la educación se auto nombran rectores sin mayores méritos que ser los socios capitalistas del negocio y algunos pasean el ego en fotos y publicaciones, indicando que su empresa, perdón universidad está entre las mejores de América Latina; otros dedican sus horas a promover el bel canto y la zarzuela.

Habrá quien se jacte de invitar a un número creciente de premios Nobel a dar conferencias, pero la pregunta después de todo esto es ¿la educación en dónde queda?

No cabe duda, si seguimos viviendo este esquema en muchas partes del continente, no será necesario ver Futurama para conocer la vida de Frys, estamos egresando miles de Frays, que no tendrán oportunidad ni congelándolos a todos y enviándolos al año 3000.



Miguel Torres Velázquez

tovemi@gmail.com

Twitter @mitove

Si usted comenta utilizando una cuenta de Facebook, la información de su perfil (trabajo/empleador/localidad) puede ser visible en su comentario dependiendo de sus ajustes de privacidad. Si la casilla "Publicar en Facebook" ("Post to Facebook" en inglés) se encuentra seleccionada, su comentario será publicado en su perfil de Facebook en adición a Paraguay.com

Webs amigas