Sábado, 10 de Diciembre de 2016, 21:12 (00:12 GMT)

15 de Junio, 2010 | El Análisis de Dario Abelardo Cárdenas

Es el tiempo de protagonismo

El grupo de la Albirroja está en paridad absoluta, luego del empate entre Eslovaquia y Nueva Zelanda. Un resultado altamente favorable a nuestras aspiraciones para pasar a la siguiente ronda y también para pelear la primera ubicación final en el grupo, que nos impediría jugar ante Holanda en octavos. Esta situación, aparentemente favorable, sin embargo, nos impone un nuevo escenario y otra actitud.

A partir de ahora, sorteado el cuco del grupo, Italia, nuestra posición en los dos partidos siguientes, es de protagonistas. El papel de chico, de esperar y salir de contra, no va desde ahora. Frente a los eslovacos, que no mostraron grandes cosas ante los neozelandeses, a tal punto de complicar su chance con el empate a última hora, la selección nacional debe buscar otro protagonismo, a partir de la tenencia de la pelota. Allí se plantea otra interrogante para Martino. ¿Tenemos a los jugadores capaces de transformar en fútbol productivo la mayor tenencia del balón?

Néstor Ortigoza fue traído por el entrenador porque consideraba que era ideal para generar fútbol, a pesar de su lentitud. Al no jugar bien Riveros, tal vez su presencia sea casi una imposición. Para ello habrá que modificar la estructura medular, pues tendría que salir el Topo Cáceres, para dejar el puesto al jugador de Argentinos Juniors y correr un poco más a la izquierda a Riveros. Salir por los costados será imperativo para buscar la sorpresa y la fórmula para abrir la defensa europea, acostumbrada a cerrarse bien.

Otra de las posibilidades es jugar con tres delanteros. La ausencia de Santacruz se debió a que el mismo n o estaba entero para debutar. Sin embargo, para este partido podría ser el enganche jugando con Haedo y Barrios como delanteros. Eso dejaría a Aureliano en el banco, y nuestra salida sería casi exclusivamente por el lado derecho, donde la dupla Bonet-Vera debe ser mucho más efectiva que en el partido frente a los tanos.

Ganar es imprescindible para casi asegurar la clasificación. Luego, el último juego quedará para pelear el liderazgo del grupo, pensando ya en la posibilidad de jugar el histórico quinto partido. Pero, todo debe ser hecho paso a paso. Paraguay demostró que sabe sufrir, que sabe esperar. El domingo, debe mostrar que también sabe atacar y ganar.

Por Darío Abelardo Cárdenas

Si usted comenta utilizando una cuenta de Facebook, la información de su perfil (trabajo/empleador/localidad) puede ser visible en su comentario dependiendo de sus ajustes de privacidad. Si la casilla "Publicar en Facebook" ("Post to Facebook" en inglés) se encuentra seleccionada, su comentario será publicado en su perfil de Facebook en adición a Paraguay.com

Webs amigas