Jueves, 23 de Octubre de 2014, 03:34 (06:34 GMT)

03 de Septiembre, 2010 | Indicador económico y financiero

El presupuesto del Gobierno

Como cada año, por estos meses, se presenta el proyecto de presupuesto del Gobierno ante el Congreso Nacional, ahí se hacen proyecciones se manejan montos y se destina dinero para cada uno de los ministerios, secretarías y organismos gubernamentales. Y así comienza el estire y afloje para que a cada uno de ellos se les asigne más dinero, pero sinceramente, las prioridades del país son evidentes, se debe impulsar la educación, la educación y la infraestructura en primer lugar ya que esas son las bases reales de un desarrollo sostenido y sustentable.

Pero lamentablemente y como ocurre cada año, la mayoría de los recursos que van a asignarse al presupuesto, son para el gasto corriente y los servicios personales.

A qué se refiere esto, simplemente a que el dinero se va a quedar dentro de los ministerios en su mayoría, porque se destina a los gastos de agua, luz, pago de papelería vehículos y sueldos del personal que trabaja en cada uno de ellos, comenzando desde el ministro o secretario, pasando por viceministros o subsecretarios, directores generales, directores de área, subdirectores, jefes de departamento para terminar con el personal operativo y así, ver cómo en muchos casos más del 40% del total asignado se va en pagar sueldos y las obras y acciones que el Paraguay necesita para salir adelante, son tomadas en cuenta en el proyecto, pero del papel no pasa.

Eso sí, para este año, se contempla un incremento salarial del 5% para el sector burocrático, aunque sinceramente se debe hacer una retabulación pues ahora se les exige que cumplan con las ocho horas de trabajo, pero muchos funcionarios públicos no ganan ni siquiera el salario mínimo, pues si se exige el cumplimento del horario, el Gobierno debe cumplir la ley y pagar lo mínimo establecido por ella.

Pero eso lo dejaremos para otra ocasión y volvamos al presupuesto, en donde vemos lo que muchos especialistas denominan un “Estado obeso y poco eficiente”, por lo que no se puede dar impulso a temas prioritarios, pues hay que mantener un aparato que no trabaja como debería ser y sí absorbe muchos recursos que deberían destinarse a construir escuelas, clínicas y hospitales, mejores caminos, vivienda, entre otros temas pendientes.

Distribuir el presupuesto de forma planificada es necesario, pero sigue haciendo falta la tarea pendiente de reformar al Estado paraguayo para hacerlo más eficiente, con una capacidad para responder a las demandas de aquellos que permiten que éste exista, es decir, de la ciudadanía en general.

El presupuesto del gobierno debe servir para promover al país, para atraer inversiones al Paraguay y eso se hace renovando al Estado y sus diferentes componentes, reestructurando y creando instancias nuevas como un Ministerio de Economía que permitirá la promoción de la nación.

Es obvio que no puede dejar de presupuestarse el funcionamiento del aparato estatal pues si bien es cierto que hoy es ineficiente, no por eso debemos pensar que así debe ser por siempre.

La pregunta que surge es ¿Cuándo habrá la voluntad política para hacerlo? El atraso en las decisiones fundamentales para el país afecta a la economía y si se afecta a la economía, nos afecta a todos.

Miguel Torres Velázquez

Analista de Cadiem Casa de Bolsa



mtorres@cadiem.com.py

Si usted comenta utilizando una cuenta de Facebook, la información de su perfil (trabajo/empleador/localidad) puede ser visible en su comentario dependiendo de sus ajustes de privacidad. Si la casilla "Publicar en Facebook" ("Post to Facebook" en inglés) se encuentra seleccionada, su comentario será publicado en su perfil de Facebook en adición a Paraguay.com

Webs amigas