Sábado, 10 de Diciembre de 2016, 21:11 (00:11 GMT)

18 de Septiembre, 2010 | /opinions/list

El Ártico o el petróleo que está en el frío

El futuro de la explotación de petróleo y gas está en parte en el frío. Esto puede parecer más que extraño si además estamos bajo los efectos del imparable calentamiento global. No lo es. El aumento de las temperaturas de la atmósfera ha llevado un extraordinario aceleramiento del deshielo del Océano Ártico.

El 10 de septiembre, el hielo del Océano Ártico  llegó a menos de 5 millones de kilómetros cuadrados, esto es un “31% menos que la media entre 1979 y el 2000. Es la tercera menor cifra desde que en 1979 comenzaron las mediciones por satélite. Las previsiones de los científicos apuntan a que el calentamiento puede dejar el polo sin hielo en verano alrededor del 2070” (Rusia y Noruega trocean su Ártico para extraer el gas y el petróleo. Informe de Rodrigo Fernández desde Moscú, El País, 16 de setiembre de 2009).

Es que no son migajas las ganancias que pueden obtenerse. En el mismo informe se lee que según Yuri Trútnev, en esa zona se encuentra nada menos que el 25% de los recursos de hidrocarburos por descubrir en el planeta. Según el Servicio Geológico de los EE.UU., el Ártico es la segunda mayor geografía con reservas por descubrir.

Durante décadas nadie se interesó por los dividendos económicos del Ártico. Su situación era la de una  geografía que se controlaba por parte de todos, pero que no se tocaba. Durante la llamada Guerra Fría, entre el final de la Segunda Guerra Mundial en 1945 y la desintegración de la Unión Soviética en 1991,  el Ártico era muy observado por los temores respectivos de EE.UU. y de la URSS acerca de su posible utilización de bases de lanzamiento de misiles. Pero poco más.

Con el calentamiento de la tierra, la pérdida de la masa de hielo, el Polo Norte es ahora mirado con otros ojos. El de la disputa por el petróleo y el gas. Los países involucrados -Noruega, Rusia, EE.UU. Canadá y Dinamarca -están moviendo en forma frenética sus resortes diplomáticos. Estos son los países cuyos territorios llegan hasta el Ártico y por lo tanto están muy activos en el proceso que en un tiempo debería pasar con una delimitación de qué parte le corresponde a cada uno.

El 15 de septiembre Rusia y Noruega alcanzaron un acuerdo para dividirse una parte, la que está cerca de sus fronteras, pero al mismo tiempo acordaron explotar en forma conjunta el petróleo de la zona.

Las peleas siguen. Rusia y Canadá todavía no han solucionado sus diferendos y los demás países en cuestión levantan también sus reclamos.

Es el escenario cambiado pero el mismo objetivo de siempre. Si en el siglo pasado, los focos se dirigían a las reservas de los desiertos del Oriente Medio, ahora es el frío del polo el centro de atención, sin descuidar los abundantes hallazgos de Brasil en sus costas.



Carlos Martini
Sociólogo. Periodista .Docente.

Si usted comenta utilizando una cuenta de Facebook, la información de su perfil (trabajo/empleador/localidad) puede ser visible en su comentario dependiendo de sus ajustes de privacidad. Si la casilla "Publicar en Facebook" ("Post to Facebook" en inglés) se encuentra seleccionada, su comentario será publicado en su perfil de Facebook en adición a Paraguay.com

Webs amigas