Domingo, 04 de Diciembre de 2016, 17:17 (20:17 GMT)

07 de Octubre, 2010 | El Análisis de Dario Abelardo Cárdenas

El arbitraje, un justificativo cíclico

El arbitraje se constituyó en el tema de la semana, tras jugarse los partidos de la primera fecha de la rueda de las revanchas del Torneo Clausura, poniendo al tapete un factor que es utilizado cíclicamente por los protagonistas directos del fútbol, llámense técnicos, jugadores y dirigentes. Este tema instala la discusión eterna si el arbitraje es el peor de los males del fútbol paraguayo.

Los malos arbitrajes son tan viejos como el fútbol mismo. Y seguirán existiendo hasta que los partidos de fútbol sean controlados por máquinas o se incorpore la tecnología para ayudar a clarificar las decisiones arbitrales, que siguen pasando por la propia personalidad de los vestidos de negro con toda su carga de errores humanos. Cuando nos quejamos de los malos árbitros en nuestros campeonatos no dejamos de tener razón; pero, si echamos una ojeada a nuestro alrededor, veremos que en todas partes donde se juegue este popular deporte, si es arbitrado por seres humanos, habrá errores de todos los colores. Es decir, que si no podemos entender que los errores arbitrales, que son errores humanos, son parte del fútbol, no entendemos la esencia de este deporte.

En nuestro país hay una larga tradición de conflictos con el arbitraje. En primer lugar, debemos reconocer que hemos avanzado bastante en el rubro y hemos puesto en el mapa internacional a nuestros mejores árbitros. Pero como la maduración de un árbitro no se produce por generación espontánea, sino que pasa por un largo y doloroso proceso, no es posible tener la promoción regular y permanente de los mismos, respetando que también hay rachas en esto.

Los errores se producen en todos los partidos, pero cuando los mismos aparecen en varios juegos de una misma fecha, llama la atención. Sin embargo, hay detonantes que potencian estos escandaletes mediáticos, y que pasan por los protagonistas principales: jugadores, técnicos y dirigentes.  Esta última fecha fueron muchos los errores, y de gran calibre en varios partidos, lo que desparramó la protesta generalizada de los que se vieron perjudicados, llegándose incluso a tratar de ladrones a los árbitros. El presidente de Cerro Porteño dijo que Julio Quintana les robó el partido ante Nacional, al no cobrar un claro penal a favor de los azulgranas en el final del juego, que les hizo perder la punta de la tabla.

Luis Cubilla tras su acostumbrada bajada de caña a los arbitrajes, dijo que la Asociación debe traer árbitros extranjeros para pitar los partidos que restan del campeonato, y no entramos a citar las muchas protestas de jugadores e hinchas, que califican de desastroso el arbitraje paraguayo.

El problema se detecta con mayor intensidad en los tramos finales de cada torneo. En muchos casos las protestas son procedentes, pero también en muchos casos, se utiliza los errores arbitrales como excusa para justificar los malos rendimientos de los equipos y la poca eficacia de los jugadores.

La Dirección de Árbitros tiene el respaldo de la Asociación para seguir trabajando dentro del actual sistema. Es vapuleada constantemente pidiéndose incluso la cabeza de Ubaldo Aquino, su director. Sin embargo, sin tratar de ocultar el sol con un dedo, debemos decir que la media general de las actuaciones nos habla de un arbitraje aceptable. Que se debe mejorar es indiscutible, pero es muy difícil hacerlo con la presión que se ejerce sobre los árbitros en la búsqueda de justificar la mediocridad de los equipos y la tentación de sacar provecho para salvar situaciones desesperadas, viendo desde robo hasta conspiraciones que se le adjudican a ciertos hombres influyentes que pasan por el fútbol periódicamente.

Por DARIO ABELARDO CARDENAS

Si usted comenta utilizando una cuenta de Facebook, la información de su perfil (trabajo/empleador/localidad) puede ser visible en su comentario dependiendo de sus ajustes de privacidad. Si la casilla "Publicar en Facebook" ("Post to Facebook" en inglés) se encuentra seleccionada, su comentario será publicado en su perfil de Facebook en adición a Paraguay.com

Webs amigas