Jueves, 08 de Diciembre de 2016, 11:08 (14:08 GMT)

20 de Agosto, 2010 | Desde la calle

Don Plutarco

En una de mis coberturas “callejeras” para Canal 13 y Radio Cardinal AM, en la mañana del miércoles, conocí la dolorosa historia de Don Plutarco Ayala, padre y abuelo, de 58 años de edad, residente en la chacarita. Este compatriota, hoy en la indigencia, fue un gran jugador de fútbol en la década de los 70 e hijo de una estrella deportiva.

Casi desnudo, con las heridas vivas y descubiertas desde la cadera hasta el pie derecho, se encontraba postrado, a la vista de todos, en la plaza Uruguaya, desde este martes.

Abandonado a su suerte, Don Plutarco me contó en la entrevista televisiva que ya no puede dormir, desde hace seis meses, por el intenso dolor de las heridas, producto de un accidente en moto.

Luego de 48 horas de estar en este sitio, cubierto con una sucia y vieja frazada y tras denunciar este hecho públicamente, en el enlace de exteriores para el programa: “Bien temprano” de Canal 13,  recibimos la respuesta de la policía nacional y los paramédicos de SEME, que lo derivaron al hospital de Emergencias Médicas, para que reciba los primeros auxilios.

Sin embargo, tras las curaciones médicas, la gran duda que me queda es: ¿cuál es el futuro de este ser humano? ¿Seguirá por las calles y plazas céntricas pidiendo auxilio, mendigando un trozo de pan?

FUE UN HOMBRE DE EXITO

Ante las imágenes que salían en vivo en televisión, el periodista Gaspar Aníbal Noguera, que lo vio como todo el país, recordó que el padre de Don Plutarco, llamado Milner Ayala fue una estrella del fútbol, campeón sudamericano con la selección paraguaya, en Lima, Perú, en 1953.

“La computadora humana” como lo llamamos con justicia a Gaspar Aníbal Noguera, se acordó que el padre de Don Plutarco también fue hombre de confianza y chofer de la actriz Sofía Loren, en Italia, en la década de los 60.

Sin embargo, para conocer más en profundidad la historia de Don Plutarco, nos llegamos hasta la Chacarita. Aquí, tras golpear varias puertas de los humildes pobladores, encontramos a José Luis Molas, locutor comunitario; Eulalio Veloso, un amigo de barrio; y Balbino Benítez, ex compañero del club Resistencia, quien defendió el arco de ese club por muchos años. Todos coincidieron en que Don Plutarco, a quien lo llaman amistosamente “kure hu o cerdo negro”, jugó profesionalmente para el club Resistencia.

Estas personas recordaron a Don Plutarco como un temible centro delantero, que entre tantos goles convertidos, se encuentra el que hizo en la final de ascenso de 1975 para el Resistencia, con el que su club llegó a Primera División del futbol paraguayo.

Los chacariteños rememoraron que el talento de don Plutarco fue visto y apreciado en Paraguay por empresarios extranjeros que lo transfirieron rápidamente a varios países de Sudamérica y Europa.

Sin embargo, por aquellas cosas de la vida, Don Plutarco que fue un gran jugador de fútbol, como su padre, en el pasado, en el presente necesita de una asistencia permanente, que lo ayude a mejorar su calidad de vida.

Don Plutarco Ayala, de la Chacarita, ya no debe ser un ejemplo del dolor, de la vida indignante y del trato indiferente, que para ser asistido necesite del mediatismo de la prensa.

El Estado no puede seguir indiferente.

Diego Martínez
Reportero de Canal 13 y radio Cardinal

Si usted comenta utilizando una cuenta de Facebook, la información de su perfil (trabajo/empleador/localidad) puede ser visible en su comentario dependiendo de sus ajustes de privacidad. Si la casilla "Publicar en Facebook" ("Post to Facebook" en inglés) se encuentra seleccionada, su comentario será publicado en su perfil de Facebook en adición a Paraguay.com

Webs amigas