Martes, 06 de Diciembre de 2016, 05:12 (08:12 GMT)

28 de Junio, 2012 | La Opinión de Mariano Nin

De Presidente al olvido

Yo también había dejado de creer en Fernando Lugo. Una persona amoral, capaz de negar un hijo con una sonrisa en los labios, mientras lo escondía detrás de una sotana. La misma sotana que había utilizado para llegar al poder autonombrándose el portador del cambio.

Fernando Lugo, en las horas decisivas del juicio político.

Me dirán que una cosa no quita la otra. Pero creo en la integridad de las personas.

Sin siquiera hurgar demasiado, su gobierno se percibía desprolijo, poco serio y hasta despreocupado de los problemas que agobiaban al común de la gente. Acorralado por escándalos sexuales y el abuso del que hacían alarde sus colaboradores.

Reconozco que hubo cambios, y que la economía comenzaba a mejorar, pero el costo social de los cambios se traducía en descontento en los sectores más vulnerables del país que desde el campo exigían cada vez más, presionando al Gobierno de una manera tal que dejaba sospechas de una posible complicidad que comenzaba a escapársele de las manos.

Se cuadruplicó el presupuesto del INDERT, pero en 3 años de Gobierno solo se llegó a un promedio de ejecución de no más del 30%.

Una de cal y otra de arena.

Se alentaba la lucha violenta, mientras se marginaba a las organizaciones campesinas con trayectoria.

Y así terminamos.

O mejor dicho, así terminó. Destituido por un dudoso juicio político, para muchos, pero finalmente previsto y legal, para otros.

Así es la política.

De una u otra manera volveremos a insertarnos en la comunidad internacional y Fernando Lugo pasará al anonimato, de donde creo yo, no debería de haber salido.

Y por último, tampoco me gusta el Congreso. Hombres y mujeres que deberían representar nuestros intereses pero que en gran mayoría usan el poder para su beneficio personal. Sumidos en la corrupción y el descrédito, agazapados detrás de las listas sabana, un proceso que no permite al elector decidir por alguno de los candidatos en particular.... obligándonos a votar por toda la lista si queremos votar por uno en especial.

 

Pero confío en la gente, en los jóvenes, en los obreros, en los campesinos y trabajadores honestos que salen a las calles a ganar el pan de cada día.

Vamos a levantarnos. Vamos a salir adelante. Vamos a demostrarle al mundo que nuestra soberanía es innegociable. Y en el 2013 vamos a elegir al mejor Presidente. No me caben dudas.

 

Mariano Nin

Si usted comenta utilizando una cuenta de Facebook, la información de su perfil (trabajo/empleador/localidad) puede ser visible en su comentario dependiendo de sus ajustes de privacidad. Si la casilla "Publicar en Facebook" ("Post to Facebook" en inglés) se encuentra seleccionada, su comentario será publicado en su perfil de Facebook en adición a Paraguay.com

Webs amigas