Martes, 06 de Diciembre de 2016, 07:16 (10:16 GMT)

26 de Noviembre, 2010 | Indicador económico y financiero

Como Winnie Pooh y la miel

Seguro hemos visto en Animal Planet, National Geographic y otros canales de documentales cómo les gusta a los osos la miel, ahí andan los plantígrados buscando panales, los desbaratan y placenteramente se sientan o se recuestan en una rama a lamer y lamer las celdas del panal para extraer la dorada miel.

Este ejemplo se vive igual en los dibujos animados, el tal Winnie The Pooh (paréntesis cultural Winnie no es creación de Walt Disney, es autoría de un señor que se llamó A. A. Milne y le escribió el cuento a uno de sus hijos, se publicó en Londres en 1925; si les rompí el sueño Disney, no me disculpo, porque les he ampliado su horizonte cultural), vive loco por la miel y parece un alcohólico con síndrome de abstinencia cuando se la imagina u Homero Simpson, cuando babea por una cerveza.

Y bueno como cada año, hay abejas obreras que desde el Ministerio de Hacienda elaboran el presupuesto de la nación, los asesores, auditores y recaudadores, andan como las abejitas, sacando el néctar de las flores y dejando polen en cada flor, para que a la siguiente floración se recolecte más miel.

Luego la llevan al Panal y ahí, algunos señores muy parecidos a los zánganos porque casi no hacen nada más en su vida que levantar la mano por un súper sueldo, revisan lo recolectado por las abejas y deciden quién tiene derecho a tener más néctar en el panal, ellos viven en el Congreso Nacional.

Ya con la miel lista y todo bien trabajado se debe cuidar la producción, pero es ahí cuando los malvados osos llegan, porque a final de cuentas ellos no hacen más esfuerzo que darle de manazos al panal, o subirse a la rama recostarse y desarmar el panal para comerse la miel.

En este caso los osos, los representa la masa burocrática, que devenga la mayoría del presupuesto en sueldos.

Yo no digo que no tengan derecho a hacerlo, a final de cuentas a ellos les dieron el cargo, no digo trabajo porque en una gran cantidad de casos esa palabra es como una metáfora.

Pero bueno a lo largo de los años, el partido de turno en el poder o los partidos de turno en el poder han tomado a los ministerios como su coto privado y han repartido cargos a diestra y siniestra para pagar favores políticos, lo que ha llevado a tener un Estado con su aparato burocrático obeso e ineficiente.

Seamos sinceros, de acuerdo a notas periodísticas el presupuesto del 2011 se va a ir en algunos ministerios en un ejercicio del 80 por ciento sólo para pagar sueldos, así ni un país puede avanzar y el sueldo de esos señores y señoras lo pagamos nosotros, encima cuando se les quiere pedir que hagan lo que todo contratado debe hacer, es decir su trabajo, los señores protestan y si los agarran en actos de corrupción, tiene el descaro de manifestarse (Por si quieren saber más)

Entonces lo que nosotros pagamos es la ineficiencia a la hora de hacer un trámite, el descaro de quienes se dicen “recomendados” de tal o cual funcionario de alto rango, que lógicamente no es moral, pues ese rango es escaso encontrarlo en esas esferas.

Pero este pato lo pagamos todos y eso como nación cuesta, pues no vienen las inversiones, porque esa ineficiencia espanta a los capitalistas, al saber que el impuesto por ineficiencia y corrupción, es caro.

Encima los que engordan al estado venden ese puesto mal ganado y mal trabajado como si fuera un “favor”, vaya círculo vicioso y la ciudadanía a final de cuentas lo tolera.

Y si a eso le sumamos las “comisiones” que se debe pagar en cada Ministerio para hacer trámites, pues ahí seguimos.

Como Winnie Pooh a la miel siguen aferrados a su puesto, no hay valor para hacer la reforma de Estado que el país requiere y nosotros, seguimos pagando y aportando por recibir cada año un mal servicio.

Miguel Torres Velázquez

tovemi@gmail.com

Twitter @mitove

Si usted comenta utilizando una cuenta de Facebook, la información de su perfil (trabajo/empleador/localidad) puede ser visible en su comentario dependiendo de sus ajustes de privacidad. Si la casilla "Publicar en Facebook" ("Post to Facebook" en inglés) se encuentra seleccionada, su comentario será publicado en su perfil de Facebook en adición a Paraguay.com

Webs amigas