Sábado, 10 de Diciembre de 2016, 07:43 (10:43 GMT)

17 de Febrero, 2012 | Desde mi biblioteca

Caballo de guerra: Un himno a la amistad en medio de la violencia

La amistad entre los seres humanos es una tarea ardua, un camino, nada fácil frente a las flaquezas emocionales y rencores propios de nuestra especie. En la novela El Principito de Antoine de Saint Exupery, uno de los animales que reciben al viajero de lejanos rincones del universo, le dice que como no existen tiendas para comprar y vender amigos, los seres humanos casi no los tienen porque están acostumbrados a que todo sea objeto de compraventa. Consideramos a la otra persona como un objeto desechable cuando nos deja de ser útil.

En la película Caballo de Guerra (2011), dirigida por Steven Spielberg y candidata a seis premios Oscar, entre ellos a la mejor película, en la ceremonia del domingo 26 de febrero, es la amistad y el coraje para sostenerla cuando está asediada por graves contratiempos-la Primera Guerra Mundial-el eje de una emotiva y fantástica historia entre un chico y su caballo. Una vez más, el director de E.T., Indiana Jones o La lista de Schindler, entre otras grandes obras del séptimo arte,  nos muestra que el entretenimiento de calidad no tiene que estar reñido con la profundidad del retrato de los sentimientos y de los latidos del corazón de seres vivos que pelean contra la adversidad para reencontrarse.

El argumento es sencillo: el escenario es la Primera Guerra Mundial (1914-1918) cuando el papá  de Albert, acogotado por deudas, vende al caballo del chico a los militares ingleses que se están preparando para incursionar en la guerra y enfrentar a los alemanes, cruzando al continente. El caballo se llama Joey, Albert lo había visto nacer, el papá, un granjero alcohólico lo había comprado desesperado para que lo ayudara en la faena del campo pero al final tiene que venderlo como caballo para la guerra.

Es entonces cuando la película sigue las peripecias del caballo a lo largo de la guerra. El oficial inglés que lo había comprado promete cuidarlo, pero las vicisitudes del  conflicto hacen que Joey vaya pasando por las manos de dos soldados jóvenes alemanes, de una niña, Emily que trata de quedarse con él ayudada por su abuelo, es luego tomado por las fuerzas alemanas y así es una suerte de leyenda, la del caballo milagroso que va sobreviviendo  las batallas y al caos de los escenarios bélicos.

En forma paralela, Joey se alista en las fuerzas inglesas para ir a la guerra e intentar alguna vez reencontrarse con su amigo del alma.

No hay escenas de cuerpos desgarrados ni escenas particularmente violentas. Basta la atmósfera y lo que le ocurre a los distintos personajes para que Spielberg consiga transmitirnos con maestría el horror de una guerra y al mismo tiempo ofrecernos un brillante homenaje a la amistad.

Caballo de Guerra, basada en la novela de Michael Morpurgo y que tiene en el papel principal a Jeremy Irving como Albert  recuerda a E.T. ( El extraterrestre) , estrenada en 1982 y que convirtió a la relación entre la pequeña criatura de otro planeta, perdida en la tierra, y el niño Elliot( una suerte del niño que fue alguna vez Steven Spielberg) que la descubre en el bosque en un espejo maravilloso de la amistad más allá de toda diferencia. Es el mismo tipo de vínculo entre Albert y Joey en Caballo de Guerra.

Homenaje al coraje, la lucha por sostener las emociones que nutren lo mejor de nosotros es también una aguda mirada despiadada al absurdo de la guerra, cuando uno de los personajes, un militar, dice que la guerra nos sacó todo a todos. 

Caballo de Guera es más que recomendable en estos tiempos de vacío existencial y violencia persistente.

 

Carlos Martini

Sociólogo y periodista.

Si usted comenta utilizando una cuenta de Facebook, la información de su perfil (trabajo/empleador/localidad) puede ser visible en su comentario dependiendo de sus ajustes de privacidad. Si la casilla "Publicar en Facebook" ("Post to Facebook" en inglés) se encuentra seleccionada, su comentario será publicado en su perfil de Facebook en adición a Paraguay.com

Webs amigas