Miércoles, 26 de Noviembre de 2014, 19:47 (22:47 GMT)

30 de Diciembre, 2011 | Caminito al costado del mundo

Balance 2011: La prensa

Cada año pensamos que estamos tocando fondo en los medios de prensa y la sorpresa es que podemos seguir descendiendo de categoría de forma preocupante. Este 2011 que está terminando tuvo otra vez estas características.

En la televisión, las noticias dejaron su lugar a las historias que rodeaban a un hecho, transformando los informativos en reality show sensibleros, en donde la pauta era marcada por el llanto y la sangre. La transformación del tratamiento de la información en la TV tuvo la vuelta de rosca más abrupta de los últimos tiempos. El análisis y el debate, que ocupan un sitio residual, fueron subordinados a un espacio de peleas de baja calaña en donde se busca resaltar el espectáculo, por encima del contenido del tema en cuestión.

Más que ver noticieros, se pudo observar el macabro recorrido por los velorios, consecuencia de la inseguridad que golpea a la sociedad paraguaya. Si no había una muerte escandalosa, se recurrió a los archivos para sacar a flote los crímenes más espeluznantes. Obviamente el único fin de este esquema es pintar más de amarillo y rojo las pantallas locales.

Uno de los sucesos más impactantes, por el tratamiento mediático fue el asesinato de Sonia Vera, esposa del ex barra brava y en ese entonces dirigente de Olimpia, Adolfo Trotte. Tan paupérrimo fue el manejo de los medios en general y de la televisión en particular, que esperemos nunca se borre de la memoria colectiva este caso. A más de justicia para los familiares de la afectada, anhelamos que el resarcimiento llegue a los televidentes de nuestro país, aunque esto es una utopía.

La prensa escrita ocupa un lugar de relevancia en esta valoración de los medios en nuestro país. El caso del Metrobus puede describir el esquema de funcionamiento de los periódicos paraguayos, claramente. ABC en este caso utilizó todo su peso y maquinaria de presión para instalar una versión que destruya la propuesta elaborada y trabajada por mucho tiempo por el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones. Fue tan burdo el planteamiento de este diario, que se puede resumir su serie de notas, mirando el bajísimo nivel del montaje del tren aéreo – portada de varios días en el matutino – al que sugerían como la única alternativa válida para nuestro país. La resistencia de la gente fue tan grande a este punto que incluso en el propio ABC, en su versión digital se tenía una visión más equilibrada y ecuánime del tema. En otras palabras, en este periódico, ante el tratamiento de una información había dos versiones diferentes y casi opuestas.

Las radios siguen erigiéndose como el medio más directo de contacto con la población. Lamentablemente están siendo arrastradas a un esquema similar a la televisión local, con montajes sensibleros para conmover a la audiencia en lugar de informarla. El lenguaje soez de forma innecesaria se estableció como el mecanismo de comunicación entre conductores y oyentes. La ligereza con la que se tratan los temas también asusta. Asimismo, se está perdiendo un componente distintivo de las radios, principalmente las que están en la frecuencia de AM, el debate. Se busca generar polémicas en lugar de erigirse en factores para generar conocimiento mediante un debate serio.

Los periódicos y portales digitales siguen en su escalada, compadeciéndose con los nuevos tiempos y el acceso de paraguayos a Internet. Su vínculo con los medios tradicionales, además de marcar una nueva forma de acercamiento a la gente, están re direccionando las vías de comunicación con las diferentes audiencias.

En general, es un año para la reflexión en la prensa. Para intentar comprender el rol que tenemos en nuestra sociedad. Para valorar realmente la función que queremos cumplir, si seguir siendo orientadores de la opinión, con criterio e invitando al debate, o unos simples serviles al marketing, en donde lo único que importa es el dinero. La participación, cada vez más cercana de la gente puede ser el factor que incline la balanza, aunque hay que ser clarísimos en el tema, el inconveniente de esta realidad es como el huevo y la gallina, no se sabe quien está primero. Tampoco se puede identificar claramente, quien será el factor de cambio. En ambos sectores, estamos muy mal. Lastimosamente.

Si usted comenta utilizando una cuenta de Facebook, la información de su perfil (trabajo/empleador/localidad) puede ser visible en su comentario dependiendo de sus ajustes de privacidad. Si la casilla "Publicar en Facebook" ("Post to Facebook" en inglés) se encuentra seleccionada, su comentario será publicado en su perfil de Facebook en adición a Paraguay.com

Webs amigas