Jueves, 08 de Diciembre de 2016, 11:07 (14:07 GMT)

01 de Diciembre, 2010 | El Análisis de Dario Abelardo Cárdenas

Baja el telón del Clausura

El Torneo Clausura del fútbol profesional paraguayo baja el telón este fin de semana y cierra una temporada que no ofreció mejores alternativas que en torneos pasados, con dos equipos que terminan peleando el título, la ratificación del bajo nivel de los partidos, y la devolución a la división intermedia a los mismos equipos que ascendieron con mucho sacrificio, pero que demostraron una vez más que no están preparados para lidiar en la categoría más grande de nuestro balompié.



El fútbol profesional casi no produjo sorpresas en cuanto a calidad de juego de los equipos ni en irrupción de alguna figura descollante, inédita, que signifique la aparición de un crack con proyecciones al fútbol internacional a corto plazo, es decir, el jugador diferente. Nos nutrimos de lo  mismo, y el nivel discreto fue la moneda común, con una tremenda irregularidad de todos los clubes, manteniéndose en los primeros lugares los equipos con mejor plantel, mejor presupuesto y con la seriedad necesaria para buscar el título.

La definición del campeonato se dará en la última fecha, que es más producto de aquella irregularidad de la que hablamos más arriba, con su carga de incertidumbre y emoción reservada para el último capítulo, con una diferencia de solo un punto entre líder y escolta. Libertad que tiene todo para ser de nuevo campeón, tras tres torneos fallidos, vela armas consciente de que tiene el escenario perfecto; es decir, campo impecable, localía, público reducido exclusivamente al caudal de sus seguidores, y un rival, el 3 de Febrero, salvado del descenso y despojado de la presión de jugar por puntos vitales. Todo depende de que sepa administrar su ansiedad y redondee un medio año en donde fue uno de los equipos que mejor jugó al fútbol.

Por detrás, pisándole los talones, está Cerro Porteño, que en el duelo directo con los gumarelos, derrotado en Tuyucuá, prácticamente perdió la autonomía y la posibilidad de campeonar. Si  bien es cierto que se enfrenta a un rival descendido, Sport Colombia, sin nada que pelear, con un escenario diferente por ser súper favorito en el juego, la mínima diferencia que lo aparta del puntero es determinante para depender de un milagro. El fútbol suele ofrecer esas raras posibilidades. Pero la verdad que la franja de esperanza de los azulgranas depende de lo que pueda hacer el esquipo esteño, que seguramente estará motorizado por el consabido incentivo que también puede darse en el partido propio con el adversario.

Ya tendremos tiempo para un análisis más profundo de lo que fue la temporada de nuestro fútbol, los problemas estructurales, la conducción, y el futuro inmediato, sin muchas modificaciones, a pesar de que el comité ejecutivo de la Asociación Paraguaya de Fútbol tendrá una estructura modificada tras su asamblea que ratificará a Juan Angel Napout como presidente, la política general para mejorar el fútbol nacional seguirá girando en torno a los mismos gastados conceptos, sin las ideas revolucionarias que le permitan un giro de modernidad.

Esperemos que ésta temporada sea la última de los campeonatos mediocres y todos nos pongamos las pilas para aportar nuestro esfuerzo para mejorarlo y hacerlo realmente competitivo.


Por Darío Abelardo Cárdenas

Si usted comenta utilizando una cuenta de Facebook, la información de su perfil (trabajo/empleador/localidad) puede ser visible en su comentario dependiendo de sus ajustes de privacidad. Si la casilla "Publicar en Facebook" ("Post to Facebook" en inglés) se encuentra seleccionada, su comentario será publicado en su perfil de Facebook en adición a Paraguay.com

Webs amigas