Lunes, 22 de Septiembre de 2014, 00:20 (03:20 GMT)

18 de Octubre, 2011 | Caminito al costado del mundo

Axl y Tyler en las calles paraguayas

Los amantes del rock esperamos toda una vida para disfrutar de un espectáculo de primer nivel como el que ofrecieron los Guns N´Roses el pasado sábado en nuestro país. Quienes tuvimos la satisfacción de disfrutar de ese show seguimos extasiados por la magnificencia de los artistas y todo el montaje que nos hizo imaginar por un instante estar viviendo en el primer mundo. Tanto es así que mirar las imágenes del recital reproducidas en las pantallas montadas a los costados del escenario, uno tenía la sensación de ver uno de los tantos videoclips con los que nos conformamos, para seguir a nuestros músicos favoritos.

Después de dejar el Jockey Club esa madrugada, llegando a casa de mis padres, mi hermano menor Dani hizo un chiste con sus amigos, en la esquina de España y Venezuela al cruzarse con un mamotreto que estaba en el medio de esa intersección. Dijo: “Mirá si esto ve Axl Rose” con un tono de burla, haciendo realmente, una brutal crítica al estado en el que se encuentra la infraestructura vial de nuestro país. Horas después esa misma precaria e irresponsable señalización fue la causante de un accidente fatal que cegó la vida de dos jóvenes.

Dejando al margen la imprudencia, la alta velocidad, y las demás especulaciones que se puedan hacer, que caen dentro de la responsabilidad individual de los que estaban en ese vehículo; que atropelló los caños de cerámica para luego colisionar contra una columna de la ANDE e incendiarse; es momento de sentarnos a pensar en los factores que intervinieron en este lamentable suceso.

Las responsabilidades institucionales son totalmente difusas. Cada lluvia que arremete contra nuestra capital es motivo de apertura de enormes cráteres. La semana pasada uno de esos agujeros devoró a un camión recolector de basura. Responsables de la Municipalidad de Asunción y la ESSAP reconocen que una de las 31 zonas de riesgo más importantes de la ciudad es el área comprendida en la Avda. España entre las calles Santa Rosa y Brasilia, sitio del accidente en cuestión. Con cualquier lluvia existe peligro de la apertura de baches de dimensiones importantes.  De esta situación no se hacen cargo ni la propia Comuna capitalina ni la aguatera estatal. Ambas instituciones se tiran la responsabilidad en cada conflicto, una asegura que es la otra la que no hizo las inversiones correspondientes en tiempo y forma. La realidad es que el 93% de la capital del país no cuenta con desagüe pluvial, por lo que seguiremos expuestos a estos peligros.

El Estado paraguayo, ya sea central o comunal, debe dejar de matar a compatriotas. Repito para que quede claro el concepto. Que estos muchachos hayan cometido alguna imprudencia no es motivo para que sublimemos nuestros cuestionamientos a las instituciones estatales para que funcionen como corresponde. La responsabilidad de las mismas es comenzar a trabajar en serio para que esto comience a andar de una buena vez por todas.

Tal vez Axl Rose y sus Guns o Steven Tyler y los músicos de Aerosmith puedan sorprenderse al ver cómo vivimos en Paraguay. A nosotros no nos conmueve; ni el estado de las calles, ni los ómnibus chatarra, ni los cables aéreos que se multiplican, ni la polución ambiental, ni sonora, ni el smog, ni nada de lo que vemos cotidianamente en un recorrido por cualquier ciudad del país. No nos importa, por eso continuamos mudos como si fuese un espectáculo ajeno a nuestras vidas. Nos limitamos a seguir contando la cantidad de vidas que se siguen perdiendo ridículamente en las calles. Historias cada vez más tristes, sangrientas y grotescamente luctuosas.

Si usted comenta utilizando una cuenta de Facebook, la información de su perfil (trabajo/empleador/localidad) puede ser visible en su comentario dependiendo de sus ajustes de privacidad. Si la casilla "Publicar en Facebook" ("Post to Facebook" en inglés) se encuentra seleccionada, su comentario será publicado en su perfil de Facebook en adición a Paraguay.com

Webs amigas