Jueves, 08 de Diciembre de 2016, 22:54 (01:54 GMT)

29 de Septiembre, 2010 | El Análisis de Dario Abelardo Cárdenas

Al cierre de la rueda, el Clausura no marca tendencia

El cierre de la primera rueda del Torneo Clausura no determinó tendencias con relación a la lucha por el título, pues los resultados, en algunos casos sorpresivos, frenaron la escalada de los punteros dejando una rendija de esperanza para los que vienen remando desde atrás, en la búsqueda de descontar puntos tanto a Libertad como a Cerro Porteño.

La derrota de Libertad en el Este a manos de un necesitado 3 de Febrero, que estrenaba entrenador, fue la primera sorpresa de la fecha. Favorito por donde se lo mirara, el Gumarelo terminó sucumbiendo ante un ambicioso rival, que ratificó su buen nivel futbolístico, para abrochar su primera victoria del torneo.

Cerro, con el síndrome de la eliminación copera, tampoco pudo superar un nivel discreto y dejó escapar dos puntos valiosos, aunque para consuelo de muchos, sigue siendo el único invicto y ahora el único puntero. Pero estos resultados nos hablan elocuentemente que al arribo de la segunda mitad del campeonato, todavía hay que esperar muchas sorpresas, y para su salud, nadie tendrá una escapada anticipada para sentenciar el título a su favor.

Olimpia sumó su segunda victoria en fila, para devolver a su hinchada la ilusión de un arranque hacia arriba de la mano de Luis Cubilla, quien no perdió en el torneo aún con el franjeado. Tras un primer tiempo detestable, logró superar la férrea resistencia de los trinidenses y de la mano de su goleador Juan Carlos Ferreyra, remontó un partido sumamente complicado.

Guaraní, otro golpeado por la eliminación de la Sudamericana, sucumbió ante el atildado juego de Rubio Ñu, que de la mano de “Chiqui” Arce, se encaramó de la tercera posición en solitario y relegó a los aurinegros a diez puntos del líder, sentenciando casi otro sonoro fracaso en la segunda mitad del año, sin poder sostener su condición de campeón vigente.

El otro campeonato, el de abajo, sigue arrastrando su carga de incertidumbre y ansiedad, ante la falta de superación y un tiempo que se acorta inexorablemente. Siguen en el sótano del promedio, Trinidense y Sport Colombia, y así como van las cosas, los que ascendieron el año pasado son los grandes candidatos de volver al infierno del ascenso.

El campeonato no tiene brillo. Solo pestañeos de calidad de algunas individualidades y algunos segmentos de los partidos con cierta consistencia en el juego colectivo. La mediocridad sigue siendo la moneda común, salpicada con actuaciones arbitrales de mala calidad, que sirven para que dirigentes y entrenadores justifiquen su opaco nivel. Y ese nivel es el que exhibimos como credencial en las copas internacionales, terminando eliminados sin pena ni gloria por equipos de escaso relieve y ninguna prosapia en el firmamento futbolístico sudamericano, que nos enrostra lo lejos que están nuestros representantes de cualquier posibilidad de obtener una honrosa o destacada posición.

El inicio de la segunda rueda del Torneo Clausura nos obliga a pensar, que como se deben definir inexorablemente las posiciones finales en todos los niveles, y dada la irregularidad de todos los equipos, la posibilidad de que los resultados sorpresivos nos deparen la variedad que le den sabor a lo que falta de aquí al final del certamen, esperamos que eso nos permita ver una competencia de mayor calidad.

Por DARIO ABELARDO CARDENAS

Si usted comenta utilizando una cuenta de Facebook, la información de su perfil (trabajo/empleador/localidad) puede ser visible en su comentario dependiendo de sus ajustes de privacidad. Si la casilla "Publicar en Facebook" ("Post to Facebook" en inglés) se encuentra seleccionada, su comentario será publicado en su perfil de Facebook en adición a Paraguay.com

Webs amigas